english català français
     
  6 / 11 / 2006
      Información
Notas de prensa
Convocatorias de prensa
Dossieres
Perfiles
Calendario fórum
Fórum en los medios
Entrevistas
Servicio de televisión

      Recursos multimedia
Fototeca
Videoteca
Audioteca
Logos
Infografías
Presentaciones
Mapas del Fórum

      Servicios de prensa
Alojamiento y vuelo
Servicios
Contacto

      Documentación
Fórum 2004
Contenidos
Fórum
Fórum Diálogos
Fórum Ciudad
Participa en el Fórum
Arquitectura del Fórum
Apoyan al Fórum
Política de entradas


Home > Notas de prensa
06-09-04 // 20:00h

JIRI DIENSTBIER: «MÁS QUE DEFINIR EL CHOQUE ENTRE CIVILIZACIONES O IGNORANCIAS DEBERÍAMOS PLANTEARNOS LA ARROGANCIA DE LOS QUE TIENEN EL PODER»


El Diálogo «Nuevas ignorancias, nuevas alfabetizaciones. Aprender a convivir en un mundo globalizado» ha abordado en la sesión de apertura el dilema entre choque de civilizaciones o choque de ignorancias.


El filósofo y profesor emérito del Pensamiento Islámico de la Universidad de la Sorbona, Mohammed Arkoun, ha defendido la idea del humanismo en el contexto islámico. Arkoun se ha referido a su libro Combats en el que trata «el humanismo en el contexto islámico, y no el Islam, desde su perspectiva histórica, cultural y política». «El combate ha de empezar dentro del propio Islam», ha añadido.

Arkoun ha explicado que «la Edad Media fue la época de los grandes debates literarios, que eran todos en árabe, desde Irán hasta Córdova». «Hay una historia que incluso los propios musulmanes han olvidado», ha apuntado.

Para el profesor Arkoun, «las sociedades más antiguas o sofisticadas no generan conocimientos positivos porque a la vez generan ignorancias». Así, en su opinión, «la razón moderna es la que hace referencia al siglo XVIII, la razón de la luz es la que nos aporta una nueva visión del mundo».

Arkoun ha citado a Nietzsche «y su llamamiento intelectual para salir de las primeras luces del siglo XVIII y XIX, que son precisamente las luces con las que Europa y Occidente percibe, juzga y evalúa lo que proviene del Islam, una situación que es dramática». Según el filósofo, actualmente nos encontramos en el tiempo del pensamiento de «usar y tirar».

Asimismo Arkoun ha señalado que «todos nos referimos al 11-S e intentamos encontrar lo que sucedió antes, lo cual produce una ignorancia total que no es sólo fruto de los medios de comunicación, sino también de la institución escolar». Así, ha explicado que «tras la independencia del Tercer Mundo en los años cincuenta, se implantaron los partidos-estado que imponen una educación con considerable ignorancia institucionalizada».

Por su parte, el ex ministro de Relaciones Exteriores de Checoslovaquia, Jiri Dienstbier, ha explicado que «más que definir el choque entre civilizaciones o ignorancias, deberíamos plantearnos las arrogancias de los que tienen el poder». «A menudo se han intentado imponer instituciones extranjeras en países como Iraq y no nos damos cuenta de que no funcionan porque son sociedades diferentes», ha recordado.

Dienstbier ha destacado la importancia de la seguridad en nuestros días y ha señalado que «se ha invertido en armas sofisticadas ineficaces en la lucha contra el terrorismo, si se hubiese invertido más en desarrollo, quizás hoy viviríamos mejor»; asimismo ha calificado de «hipócrita» el actual «discurso del poder».

«Tendemos a escoger entre terroristas buenos y malos —ha denunciado Dienstbier—: a unos los llamamos asesinos y ha otros luchadores por la libertad». Y tras apuntar que «hay que pasar de las declaraciones a las acciones», ha concluido su intervención asegurando que «falta respeto a los otros mundos, hay que intensificar la cooperación euroamericana».

El antiguo presidente de la República de Malta, Guido de Marco, por su parte, se ha referido a la idea de choque de civilizaciones de Samuel Huntington que apostaba «que en el futuro los conflictos y las guerras no serían conflictos clásicos como los de la guerra Fría».

De Marco ha hablado de la situación entre Israel y Palestina, «dos pueblos que viven en casas semiadosadas y que han de aprender a vivir de esta manera». También ha señalado que «estamos intentando justificar acontecimientos políticos dándoles un enfoque de conflicto de civilizaciones».

En su opinión, «más que un choque de civilizaciones o ignorancias hay un choque de intereses y por eso está juego nuestra responsabilidad, debemos evitar los clichés». Para el ex presidente maltés «es necesario el diálogo entre civilizaciones porque tenemos muchas cosas que aprender de la diversidad del otro». «Justificar nuestras acciones en el choque de civilizaciones es un gran error, es responsabilidad de todos», ha añadido.

Por su parte, el presidente de la Casa de la Cultura de Japón en París, Hisanori Isomura, ha explicado que Estados Unidos ha sufrido diversos choques. Isomura considera que «Estados Unidos siempre quiere ser el primero y por eso su primer choque fue cuando los soviéticos enviaron el satélite Sputnik antes que ellos». El segundo choque que han sufrido los norteamericanos ha sido «el choque Toyota, la conquista por parte de los coches japoneses».

Para Isomura el problema de los norteamericanos «es que les hace falta sentido común, así como también un mejor sistema educativo». «Hay que educar: no sólo enseñando a leer, sino también a transmitir ciertos valores culturales», ha remarcado.

Isomura ha explicado que «quien controla el mundo es el departamento tesorero de Wall Street», que ha definido como «la economía de casino, porque tiende a reforzar la idea de que todo lo público es negativo y lo privado lo positivo».

Ismoura ha hecho también referencia a los «megamedia de comunicación que quieren imponer sus ideas al mundo».

En opinión del presidente de la Casa de la Cultura de Japón, la teoría de Huntington sobre el choque de civilizaciones tiene tres puntos débiles. En primer lugar, «todos los etnólogos están de acuerdo en que no hay pureza en la región asiática». Además, ha tildado a Huntington de «racista disimulado porque cree que occidente es superior al Islam». Para a Isomura el tercer punto débil es que «descuida las diferencias entre Europa y Estados Unidos».

Isomura ha pedido a Estados Unidos que «sean más modestos, que piensen en los otros y salgan de la dicotomía del imperio del mal y el imperio de la democracia». «Ya empieza a ser hora de que Estados Unidos sea una superponencia más razonable», ha concluido.



ARCHIVOS ADJUNTOS:
Nota de prensa

Volver al índice de notas de prensa


Imprimir