Forum Barcelona 2004 | Español | English | herramientas Inici Mapa de continguts Buscador Mida textMida text text petita 11px text mitjana 14px text gran 17px
Continguts > Els conflictes en la vida quotidiana > Sessió inaugural. Diàleg entre Sara Cobb, Kenneth Gergen i Humberto Maturana
Documents Envia a un amicEnvia a un amic ImprimeixImprimeix
Resum sessió Resum sessió
Sessió inaugural. Diàleg entre Sara Cobb, Kenneth Gergen i Humberto Maturana
Diàleg de referencia: Els conflictes en la vida quotidiana

Jordi Grané, moderador del diálogo, pregunta sobre el pensamiento crítico: "¿Los intelectuales han dejado de pensar? ¿Tienen sentido los diálogos en sí mismos como lugar de encuentro e intercambio?". Y a partir de estas premisas invitó a los ponentes a participar en un diálogo.

Sara Cobb: "Creo que la teoría del comportamiento y la del juego nos han confundido un poco a los intelectuales; por tanto, no creo que hayamos dejado de pensar, estoy en desacuerdo con esa premisa. Podemos aportar, contribuir a buscar alternativas y soluciones a los problemas de hoy, pero, ¿cómo trabajar de manera conjunta la diversidad que tenemos?"

Kenneth Gergen: "El problema no es que los intelectuales hayan dejado de pensar, más bien se trata de un problema heredado: los intelectuales no han sido capaces de describir la realidad porque simplemente no se puede objetivar".

Humberto Maturana: "Los seres humanos tenemos teorías para todo y respuestas para todo; por tanto, todos somos intelectuales. El problema no es generar teorías seguras, racionales, que resuelvan nuestros problemas; la tarea es generar espacios de apertura reflexiva donde podamos reunirnos con nuestras emociones, pero para ello debemos renunciar a nuestras teorías".

Jordi Grané, moderador del diálogo, preguntó sobre la convivencia social: "¿Cómo podemos vivir juntos? ¿Es posible vivir juntos?".

Kenneth Gergen: "Es necesario detenernos en la historia y reconocer dos hechos que han condicionado este tema: la evolución tecnológica y el desarrollo de la comunicación. Estos dos puntos han generado un cambio en la manera de relacionarnos, de movernos, de migrar, de generar ordenamiento de masas; y sin duda Internet ha sido y continuará siendo la gran sala donde todos podemos entrar, escuchar a otros y ver nuestras diferencias con los demás".

Sara Cobb: Citando al autor de Violencia y el secreto dice: "Para que podamos reunirnos es necesario hacerlo sobre el cuerpo de la víctima. El autor plantea que bajo este principio se han creado la moralidad, la comunidad y la ley". Pregunta: "¿No había otra manera de reunirnos sin crear victimización? ¿Es siempre necesario el cuerpo de la víctima? Si observamos el 11-M y el 11-S, vemos la rapidez con la cual la gente se reunió en torno a esos hechos, pero las consecuencias para todos han sido terribles".

Humberto Maturana: “¿Cómo podemos vivir juntos?... Con ganas de querer vivir juntos. El problema es que muchas veces no queremos vivir juntos y este deseo de aislamiento y diferenciación hace que no tengamos una mirada reflexiva sobre lo que somos. El 11 de septiembre debió de ser una buena oportunidad para que EE.UU. pudiera ejercitar su mirada reflexiva y preguntarse: ¿qué estamos haciendo para que nos vean de esa manera y nos hagan esto? Si realmente queremos convivir debemos primero tener ganas y eso conlleva responder a la siguiente pregunta: ¿Qué estamos haciendo? ¿Y cómo lo estamos haciendo? Como sociedad, como país, con mis vecinos, con mi entorno".

Jordi Grané, moderador del diálogo, preguntó sobre el terrorismo: "Existe el consenso que en situaciones de conflicto siempre hace falta el diálogo. ¿Es cierto que hablando se entiende la gente? ¿Y qué pasa entonces con el terrorismo?".

Humberto Maturana: "El diálogo siempre está asociado a la escucha, pero no siempre queremos dialogar escuchando. En situaciones de conflicto el diálogo se plantea en términos de lucha, o sea, existirá un ganador que impondrá su idea y un perdedor que relegará su postura y aceptará la contraria. Esta manera de entender el diálogo es la que lo estanca, porque cambiar de idea está asociado a la derrota y esto produce enojo, resentimiento. La tarea parece entonces dirigida a si somos capaces de crear espacios donde nos juntemos a escuchar nuestras discrepancias, pero sin negar al otro".

Kenneth Gergen: "Yo creo que depende de con quién queramos dialogar. A mí los gobiernos me desesperan y dudo que ellos puedan generar estos espacios de encuentro y escucha. Pero de todas formas existen otras opciones de diálogo: la narrativa, por ejemplo, los cuentos, historias que vinculen espacios comunes como el dolor y el sufrimiento. También es necesario reconocer y aceptar que la resolución de la mayoría de los conflictos es imposible. Aquí lo importante no es si existen o no los conflictos, sino aprender a convivir con ellos".

Sara Cobb: "Creo que es posible ir más allá de simplemente aprender a convivir con los conflictos. Frente al tema del terrorismo creo que estas personas han vivido toda su existencia bajo la impermeabilidad del sistema. El sistema ha sido incapaz de acoger sus historias, sus dudas, sus cuestiones; en definitiva, han vivido sin ser reconocidos como otro. A partir del 11-S, en Virginia del Norte (EE.UU.) se generaron problemas entre la población (musulmana / resto de la sociedad) y a partir de esos problemas se crearon los diálogos mensuales, generando espacios de encuentro y reflexión entre los diferentes componentes de la población, lo cual ha servido principalmente para exponer los miedos de cada uno".

Jordi Grané, moderador del diálogo, preguntó: "¿Por qué es importante la democracia?".

Kenneth Gergen: "El problema de la democracia es cuando se trata como método y no como cultura. Esto en mi país se ve mucho. EE.UU. es uno de los países donde democracia es la palabra más usada para identificar cada una de las acciones que realizamos, pero es necesario reflexionar sobre hasta qué punto la democracia se ha tecnificado y se ha convertido en método y cuándo se fueron abandonando la ideología y la cultura".

Sara Cobb: "El modelo de democracia no basta, la sola idea vacía no sirve, esto no funciona así. Veamos algunos ejemplos en Oriente Medio, África o América; es necesario dotar el concepto de contenido".

Humberto Maturana: "La democracia es una forma de vivir las cosas, es cultura; las conversaciones dejan a las autoridades sin temas y estas conversaciones se trasladan a la comunidad. Es en ese espacio, el ciudadano, donde se genera democracia, y son ellos quienes lo hacen". "La democracia es como el arte culinario, se acaba cuando se termina el guiso… La democracia termina cuando yo dejo de sentirla y potenciarla de manera intencionada como propósito y/o proyecto común de convivencia… La democracia no puede imponerse, es necesario desearla".

Problemàtica:
La vida quotidiana, els nostres sistemes d’educació i la nostra cultura condicionen les pautes relacionals que tenim i les que els altres tenen cap a nosaltres. No hi ha models ni espais de trobada que permetin la reflexió i el plantejament de les diferències. Els conflictes es plantegen en termes de batalla/baralla i perdedor/guanyador, per la qual cosa és molt difícil aconseguir acords, ja que ningú no desitja ser el vençut. No existeix la cultura d’escoltar l’altre i acceptar-lo malgrat que no estiguem d’acord amb el que està dient.

Proposta:
Rescatar l’ideal democràtic amb contingut, no l’instrument buit que es pretén imposar en algunes latituds. Kenneth Gergen diu: “El problema de la democràcia és quan es tracta com a mètode i no com a cultura. Això al meu país es veu molt. Els EUA són un dels països on democràcia és la paraula més utilitzada per identificar cadascuna de les accions que realitzem”. Humberto Maturana recolza aquesta tesi dient: “La democràcia acaba quan jo deixo de sentir-la i potenciar-la de manera intencionada com a propòsit i/o projecte comú de convivència… La democràcia no pot imposar-se, cal desitjar-la".

Bones pràctiques:
A partir de l’11-S al Nord de Virgínia, EUA, es desenvolupa un projecte per intentar fer front a un problema de convivència social (entre la població musulmana i la no musulmana). Per donar espais de reflexió, escolta i plantejament de pors i inquietuds es creen els DIÀLEGS MENSUALS, on les persones de diferents grups socials, racials i religiosos conversen a l’entorn de diversos temes des del respecte i l’acceptació (Sara Cobb).

Conclusions:
És impossible tractar de solucionar tots els conflictes. Kenneth Gergen diu, en relació amb això: “També cal reconèixer i acceptar que la resolució de la majoria dels conflictes és impossible. Aquí el que és important no és si existeixen o no els conflictes, sinó aprendre a conviure-hi". Quan parlem de bones pràctiques, cal deixar de banda la culpa i l’individualisme. No és important anar sempre darrere els culpables quan hi ha algun problema; cal sortir del concepte de baralla/batalla, quan parlem de diàleg i conflictes. Tolerància no és el mateix que respecte. La tolerància és una negació suspesa de manera transitòria. En el respecte no hi ha negació, sinó acceptació de l’altre com un altre igual a mi (Humberto Maturana).

Pujar
Per paraula clau
Doc. més relacionats
IF La cultura de la mediació
 
AS Els conflictes a la vida quotidiana
 
RS Diàleg Més enllà dels models
 
RS Diàleg amb Humberto Maturana i Ximena Dávila
 
RS Diàleg amb Jean François Six
 

Els més de 800 Resums de Sessió que s’han generat durant els 141 dies de diàlegs al Fòrum BCN 2004 han estat realitzats gràcies a la participació de més de 70 estudiants i llicenciats universitaris, als quals agraïm el seu esforç desinteressat.