Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Adolfo Pérez Esquivel: «Los pueblos que olvidan vuelven a cometer los mismos errores»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias


 

14 / 05 / 2004
Adolfo Pérez Esquivel: «Los pueblos que olvidan vuelven a cometer los mismos errores»

Las 141 preguntas del Fórum (5): «¿Perdonar y olvidar? ¿Perdonar y no olvidar? ¿Ni perdonar ni olvidar?». Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz de 1980, se ha mostrado de acuerdo con el perdón, nunca con el olvido. Esquivel ha definido el Fórum como «un espacio muy válido para la reflexión y el diálogo».

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, ha explicado que para llegar al perdón de los asesinos, de los torturadores, de aquellos que causan tragedias y penurias, «tiene que haber pasos de arrepentimiento, de derecho de verdad y justicia, de reparación del daño causado». Sin embargo, se ha mostrado contrario a guardar odio «porque nos lleva a la destrucción de nosotros mismos». Para Esquivel es necesario mantener abiertas las puertas de la reconciliación, pero ha insistido en la obligación de recordar, de tener memoria, para evitar que se cometan los mismos errores y para comprender los tiempos presentes.

Durante su intervención en el debate de las 141 preguntas, Pérez Esquivel ha dicho que el Fórum Barcelona 2004 es un espacio muy válido para la reflexión y el diálogo. Ha destacado que el balance final que arroje este gran acontecimiento dependerá en buena parte de los ciudadanos, «de cómo vayan a volcar la experiencia en sus vidas cotidianas».

En el espacio de la Haima, la participación de los asistentes ha propiciado un continuo diálogo abierto en el que se ha hablado mucho de la ONU y del papel que desempeña en el gran escenario internacional. Pérez Esquivel, tras subrayar que el primer objetivo de Naciones Unidas es preservar la paz mundial, ha manifestado que es necesario reformar y democratizar esta organización para, entre otras cosas, evitar las actuaciones impunes de algunos países miembros: «Debemos fortalecer la ONU para que asuma el rol que le corresponde», ha concluido.

En respuesta a preguntas sobre la grave situación iraquí, Esquivel ha denunciado las violaciones sistemáticas de los derechos humanos y ha hecho un llamamiento a «la indignación» puesto que las torturas se producen bajo la bandera de países y de gobiernos que se proclaman democráticos.

Como persona que ha recibido el Premio Nobel de la Paz, uno de los asistentes al debate le ha preguntado por «algunos de sus compañeros de galardón». Esquivel ha destacado la colaboración intensa que mantiene con algunos de ellos, pero ha asegurado que, por ejemplo, con Henry Kissinger, ex secretario de estado de los Estados Unidos, no tiene nada que ver, «no comparto nada con él».

Pérez Esquivel, también presidente del Servicio Paz y Justicia (SERPAJ), coordinadora iberoamericana en defensa de los derechos humanos, ha recordado que cada día mueren de hambre en el mundo más de 35.000 niños. Ante realidades como esta, ha defendido el papel activo de los pueblos para resolver situaciones de tan clara y manifiesta injusticia. Y, a propósito de las tragedias que sufren los niños, Esquivel ha finalizado su intervención explicando cuál es su sueño: «Que todos los niños le puedan sonreír a la vida.»