Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > El PEN Club denuncia que tras el 11-S se ha reactivado la persecución de escritores y periodistas en todo el mundo

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

18 / 05 / 2004
El PEN Club denuncia que tras el 11-S se ha reactivado la persecución de escritores y periodistas en todo el mundo

«En la actualidad existen más de 700 casos graves, cuando en 2000 no llegaban al centenar», asegura Eugene Shoulgin, coordinador del Comité Internacional de Escritores Encarcelados del PEN Club. Según Joan Smith, periodista y presidenta del comité de la organización mundial de escritores, «no hay respeto por los derechos humanos ni en muchos países democráticos»

Actualmente, más de 700 periodistas y escritores sufren situaciones graves de persecución o encarcelamiento, una cifra tremendamente superior a la registrada en el año 2000. Datos tan reveladores como este han sido expuestos este mediodía durante la presentación a los medios de comunicación del diálogo del Fórum «El valor de la palabra», que se abre oficialmente a las 7 de la tarde con una conferencia que correrá a cargo del escritor británico Salman Rushdie.

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York han motivado la reactivación de la citada persecución, según ha explicado Eugene Shoulgin, coordinador del Comité Internacional de Escritores Encarcelados del PEN Club. Shoulgin ha añadido que «si en el año 2000 tenían conocimiento de la existencia de menos de un centenar de casos graves de persecución, hoy en día esta cifra sobrepasa los 700». Cinco investigadores del cuartel general que la Organización Internacional de Escritores (PEN) tiene en Londres se dedican a recorrer el mundo en busca de situaciones denunciables. Para Shoulgin, no sólo en países como Irán, China, Zimbawe, Vietnam o Cuba se vulneran los derechos humanos en este sentido, sino que ocurre lo mismo en estados democráticos. «Muchas democracias nos vuelven la espalda», ha asegurado.

Al respecto, Joan Smith, periodista y presidenta del Comité de Escritores Encarcelados del PEN Club en Inglaterra, ha puesto varios ejemplos: el de Estados Unidos, y ha tachado de «horroroso» que en ese país exista «la Ley Patriota contra el terrorismo, que obliga a los ciudadanos a informar al FBI sobre personas que adquieren determinado tipo de literatura»; el de China, donde «33.000 personas están empleadas específicamente para clausurar webs de internet»; o el de España, donde tuvo lugar el cierre del periódico Egunkaria y «una persona continúa en prisión actualmente en relación con ese hecho». Smith ha alertado de que «las injerencias en los derechos humanos de estos colectivos van en aumento, incluso en países que presumen de respetar los derechos fundamentales».

El PEN Club trabaja desde 1960 en defensa de los escritores encarcelados por motivos ideológicos. Eugene Shougin ha comentado que quienes más necesitan de su apoyo son los profesionales menos conocidos, y ha recalcado que «parece imposible que nadie pueda sobrevivir recluído en algunas cárceles de Turquía, Yemen, Corea del Sur o Perú», y que a menudo visitan a los reos con el propósito de insuflarles esperanza y hacerles conocedores de que alguien se preocupa de ellos.

En la rueda de prensa celebrada en el Centro de Convenciones, han participado también el director del diálogo «El valor de la palabra», Carles Torner, y el portavoz del Fórum, Oleguer Sarsanedas.