Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > David Crystal: «Cada dos semanas muere una lengua»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias


 

21 / 05 / 2004
David Crystal: «Cada dos semanas muere una lengua»

El décimo congreso de Linguapax se enmarca en el diálogo «Diversidad lingüística, sostenibilidad y paz», que desde hoy hasta el próximo domingo 23 tendrá lugar en el Fórum. El lingüista David Crystal ha presentado sus tesis junto a Albert Bastardas, profesor de lingüística de la Universitat de Barcelona.

La necesidad de preservar las lenguas minoritarias y su convivencia con las lenguas francas serán los ejes centrales del Diálogo que se presenta hoy en el Fórum. Precisamente, uno de sus ponentes más reconocidos, el lingüista David Crystal, ha explicado que «cada dos semanas muere una lengua». En este sentido, el presidente de la UK National Literacy Association ha recordado que «hace diez años el peligro de extinción de muchas lenguas se puso sobre la mesa; ahora es el momento de organizar una respuesta madura».

Crystal ha apuntado que en estos diez años los académicos «se han preocupado seriamente por muchas lenguas; ahora falta extender la preocupación a un nivel más popular y político». El lingüista galés ha avanzado que la solución se halla en los jóvenes: «Necesitamos que estén convencidos de nuestros argumentos, y los medios de comunicación son la clave para transmitirlo».

Sobre la situación del catalán, Crystal ha explicado que en su país «la lucha del catalán es el modelo a seguir», dado que el galés en la actualidad empieza a renacer. «Para que una lengua sobreviva es necesaria una economía próspera que permita dedicarle tiempo», ha añadido.

En este sentido, el director del Diálogo y presidente de Linguapax, Félix Martí, ha apuntado que «la Constitución europea debe reconocer el catalán y la diversidad lingüística del continente; nosotros creemos en el orden de culturas, y no en el orden de los Estados». Martí ha explicado que todavía queda mucho por hacer: «La Declaración de Barcelona presentada en la UNESCO el año 1996 es sólo un primer paso».

Por su parte, Albert Bastardas ha explicado que la sociedad catalana «no puede renunciar a su lengua de interacción; la lengua habitual debería ser el catalán, el castellano ya tiene sus funciones». El profesor de lingüística de la Universitat de Barcelona cree que, así como la gente se moviliza y sensibiliza para la preservación del medio ambiente, «se debería encontrar mecanismos para la salvación de la diversidad lingüística».