Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Susan George, vicepresidenta de Attac France: «El problema es que hoy es un privilegio que te exploten porque lo más grave es formar parte de los excluidos»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias


 

30 / 06 / 2004
Susan George, vicepresidenta de Attac France: «El problema es que hoy es un privilegio que te exploten porque lo más grave es formar parte de los excluidos»

Las «141 preguntas» del Fórum (52): «¿La globalización es una oportunidad para universalizar los derechos laborales o es un peligro?» Susan George, vicepresidenta de ATTAC France (Asociación para la Tasación de las Transacciones Financieras y la Acción Ciudadana), ha comentado que «esta es la pregunta más fácil de responder: la globalización es un auténtico peligro; amenaza desde los derechos humanos hasta la ecología». Ha defendido las políticas de redistribución de la riqueza y ha subrayado que la economía debe partir de las necesidades de las personas y no de las necesidades financieras y de las grandes empresas.

Más información de Las 141 preguntas

Más información de Culturas del trabajo

Susan George, una de las intelectuales más destacadas en la defensa de una globalización alternativa, ha declarado hoy en el Escenario de la Haima que «la mundialización neoliberal es un peligro para todo el mundo, excepto para una pequeña minoría». Ha explicado que el sistema político ideal consistiría en una combinación de socialismo, «no un socialismo de Estado», y de democracia, «una democracia mucho más fuerte de la que tenemos ahora». Para ella, este sistema tendría que permitir «la tasación y redistribución de la riqueza para evitar las exclusiones sociales». Susan George ha dicho que la situación actual es alarmante porque «hoy es un privilegio que te exploten porque lo más grave es formar parte de los excluidos». Ha dicho que la economía tendría que partir de las necesidades de las personas y no de las necesidades financieras y de las grandes empresas.

La vicepresidenta de ATTAC ha explicado que esta organización trata «de esparcir la democracia por todo el mundo y de qué se impongan los impuestos internacionales, circunstancia de la cual se beneficiaría la economía africana». En este sentido, ha recordado que África paga 28.000 dólares por minuto debido a la deuda externa, y ha calificado «de escándalo» los 3.000 millones de dólares que estados Unidos destinan cada año para subvencionar sus productores de algodón: «Cada uno de estos productores recibe 130.000 dólares al año, una cifra que el africano tardaría quinientos años en cobrar». Susan George ha destacado que la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha aceptado en primera instancia la queja presentada por Brasil contra el proteccionismo de EE.UU.: «Estados Unidos apelará y veremos como acaba eso, pero por el momento es un buen dato que se haya aceptado la queja».

En referencia al futuro de los sindicatos, Susan George ha señalado que tienen que remontar sus porcentajes de representación: «en Francia representan al 9% de los trabajadores y en Estados Unidos el 13%». Sobre el calentamiento global del planeta se ha mostrado pesimista «porque los países ricos tendrían que impulsar programas urgentes para sustituir el petróleo por fuentes de energía renovable, y Estados Unidos no está dispuesto porque el petróleo es el núcleo de su economía».

Susan George, ha participado en las «141 preguntas» después de asistir, en el Auditorio del Edificio Fórum, a la representación de la versión teatral de su libro «El informe Lugano», versión producida por la compañía Trilateral, el Fórum Barcelona 2004 y la Universidad Ramon Llull. La obra plantea una situación en la cual «los amos del universo hacen que un grupo de expertos estudien qué es preciso hacer para que el capitalismo siga adelante durante el siglo XXI». En un mundo habitado por 8.000 millones de personas, los expertos llegan a la conclusión que la única forma de garantizar el capitalismo es consiguiendo que la población disminuya: «no tiene nada que ver con el holocausto nazi; se trata de no hacer nada contra la evolución del hambre, la pobreza, los conflictos... La obra es una sátira, pero encuentro que cada vez se parece más a la realidad», ha concluido.

Al finalizar la sesión, la organización le ha regalado un centro de rosas, con motivo de su setenta cumpleaños. Nacida en Estados Unidos, pero nacionalizada francesa desde 1994, esta destacada intelectual contra la globalización ha repartido las flores entre el público femenino que hoy ha asistido a las «141 preguntas».