Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Los sindicatos instan a la Unesco a que declare el trabajo digno patrimonio de la humanidad

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias


 

02 / 07 / 2004
Los sindicatos instan a la Unesco a que declare el trabajo digno patrimonio de la humanidad

Concluye el Diálogo «Culturas del trabajo» con el inicio de la unificación de los principales sindicatos internacionales y el lanzamiento de mil globos negros en contra de la precariedad y los accidentes laborales

Más información de Culturas del Trabajo

Las principales organizaciones de trabajadores del mundo hacen causa común en su lucha contra el actual proceso de globalización y se han juramentado, en el Fórum Barcelona 2004, a auspiciar su unidad desde el pluralismo para hacer más efectiva su causa. Una imagen cuyo reflejo ha sido la presentación de las conclusiones del Diálogo «Culturas del trabajo», que ha contado con la participación de Emilio Cabaglio, director internacional del Diálogo, Cándido Méndez, secretario general de la UGT, su homólogo de CC.OO., José María Fidalgo, los secretarios generales de las organizaciones sindicales internacionales CIOSL y CMT, Guy Ryder y Willy Thys, respectivamente, y María Elena Andrés, de la Confederación Europea de Sindicatos (CES).

El Diálogo «Culturas del trabajo» ha reunido en el Fórum Barcelona 2004 a unos 2.300 participantes que han representado a 76 confederaciones sindicales de diferentes países del mundo y a comités de empresa de diversas multinacionales. El Diálogo, que concluye hoy, ha impulsado la denominada Declaración de Barcelona, en la que se solicita a la UNESCO que el trabajo digno sea declarado Patrimonio de la Humanidad. «Es una provocación porque no sabemos si entra dentro de las reglas de la UNESCO, de la que esperamos una respuesta a esta petición del movimiento sindical internacional», ha afirmado Cabaglio. «Sin trabajo digno no hay nada», ha sentenciado al respecto José María Fidalgo.

La otra consecuencia destacada de la celebración de este Diálogo es el inicio de un incipiente proceso de unidad entre las dos grandes organizaciones internacionales de trabajadores, la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL) y la Confederación Mundial del Trabajo (CMT). «Vamos por el buen camino y abordaremos nuestro congreso mundial del próximo mes de diciembre con la firme intención de unificar el movimiento sindical internacional», ha dicho Ryder por parte de la CIOSL. «La esperanza existe porque las discusiones informales previas son buenas. Decidiremos en octubre», ha añadido Thys, de la CMT.

«En muchos casos, las multinacionales desprecian los derechos de los trabajadores y es útil que el movimiento sindical cierre filas y recomponga la unidad internacional perdida hace cincuenta años», ha indicado Carbaglio. Los máximos responsables de los sindicatos mayoritarios españoles han secundado la propuesta. Fidalgo ha destacado que este proceso de unidad internacional permitiría un acercamiento a la Unión Sindical Obrera (USO), el tercer sindicato de España, mientras Méndez ha subrayado que «el invento de la unidad de acción» es la principal aportación de las organizaciones españolas a este proceso.

No a esta globalización

Elena Andrés, por su parte, ha remarcado que en el Diálogo ha quedado patente la oposición de los sindicatos «a la globalización de hoy en día, que sólo beneficia a las grandes empresas y obvia el reparto de la riqueza, un problema común en el Norte y en el Sur del planeta». «Decimos sí a la globalización de la justicia, de los derechos humanos, de la sanidad, de la educación, a la mundialización de los derechos de los trabajadores y a no dejar reducido el proceso a la libre circulación de los capitales», ha añadido Méndez.

Según Cabaglio, la globalización es el «gran desafío» de hoy, «un avión que requiere de un piloto que defienda los intereses de los pueblos, y no los de unos pocos». «Hace falta un poder público mundial que democratice la globalización, y el movimiento sindical está en esa dinámica», ha dicho el director del Diálogo, visiblemente satisfecho por el proceso de acercamiento producido entre la CIOSL y la CMT en el Fórum. «Es muy buena noticia que el sindicalismo cree instrumentos mundiales para representar a los trabajadores ante el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o la Organización Mundial del Comercio», ha apuntado Fidalgo.

1.000 globos negros

Posteriormente, y ya en la Feria del Recinto Fórum, los participantes en la rueda de prensa han protagonizado, junto a otras decenas de participantes en el Diálogo «Culturas del trabajo», el lanzamiento de mil globos biodegradables de color negro en contra de la precariedad laboral y los accidentes de trabajo. Sólo en Cataluña, durante el año pasado se registraron 170.000 accidentes laborales que costaron la vida a 149 trabajadores, han recordado los organizadores del acto. En su memoria, el cielo del Fórum Barcelona 2004 se ha poblado este mediodía de globos negros.