Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Jesús Martín Barbero, profesor de comunicación en Colombia: «Tenemos una televisión bastarda que no se corresponde con la diversidad cultural de nuestras sociedades»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias


 

24 / 08 / 2004
Jesús Martín Barbero, profesor de comunicación en Colombia: «Tenemos una televisión bastarda que no se corresponde con la diversidad cultural de nuestras sociedades»

Las «141 preguntas» del Fórum (106): «¿La tele es la verdadera cultura global?». Jesús Martín Barbero, especialista en Comunicación, ha precisado que la cultura global no existe: «Lo que hay es un proceso que mundializa imaginarios y la televisión es el medio con mayor capacidad para originarlos». En su opinión, la televisión está «secuestrada» por intereses ajenos a la mayoría. Ha calificado de «engaño social» a los estudios de audiencia «porque tener la tele encendida es algo muy distinto a prestar atención a lo que se ve», y ha vaticinado un futuro halagüeño a las televisiones locales si saben conectar con la sociedad que las rodea: «Son la única alternativa a esta cosa opaca de concentración de medios privados, incapaces de ir más allá del negocio».

Más información de las 141 preguntas - ¿La tele es la verdadera cultura global?

Más información de Derechos culturales y desarrollo humano. Nuevos espacios multiculturales

Jesús Martín Barbero, profesor de Comunicación, ha destacado en el Escenario de la Haima que la televisión en los últimos años ha perdido la conexión con la mayoría de la gente. A su entender, la privatización ni ha agrandado la oferta ni la ha mejorado: «Tenemos una televisión bastarda que no se corresponde con la diversidad cultural de nuestras sociedades», ha concluido. Para el profesor Martín Barbero, los estudios de audiencia son «un engaño social»: «Por mucho aparatito que coloquen en las antenas, tener la tele encendida es algo muy distinto a prestar atención a lo que se ve». Tras reconocer que en América Latina, por ejemplo, la televisión y el cine han hecho posibles el divorcio o el aborto, ha denunciado con insistencia que las grandes cadenas confeccionan sus programaciones «por el número de teles prendidas, circunstancia que no tiene nada que ver con los gustos de la mayoría».

«Es horroroso, pero España tiene la televisión que se merecen los españoles», ha manifestado con relación al modelo de televisión pública que diseñó el anterior gobierno. En este punto se ha referido a la importancia de ejercer el control social oportuno para evitar «el derroche de millones en una televisión pública que no ha ofrecido alternativa alguna a las privadas».

Ha señalado que los reality show significan el fracaso del confesionario y del psicoanálisis: «Estamos en una sociedad que cambia y que necesita contar sus intimidades en público». Ha negado que la televisión sea la verdadera cultura global «porque la cultura global no existe». En cambio, sí ha aceptado la existencia de un proceso de globalización que afecta a todas las culturas: «En este proceso se mundializan imaginarios, y la televisión es el medio con mayor capacidad de originarlos. Los imaginarios son muy importantes para la mayoría de las personas porque les permiten soñar». Soñar en un mundo que, a su juicio, sufre una grave crisis en sus instituciones: «Los partidos políticos son máquinas electorales; la escuela, tal y como era, se ha ido al diablo porque no responde para nada al actual modelo de comunicación social; la crisis del trabajo ha acabado con la idea de la estabilidad. ¿Cómo no va a reflejar la sociedad semejante quiebra?».

Jesús Martín Barbero ha explicado que, con respecto a las influencias negativas que pueda ejercer la televisión, las principales preocupaciones no deben apuntar hacia los jóvenes: «Me preocupan más los niños y los adultos; la televisión forma parte de lo que detestan los jóvenes porque se ve en casa, y todo lo que ocurre en ese ámbito es problemático. Para ellos, la música es mil veces más importante que la televisión».

A propósito de las televisiones locales —«la red local que hay en Cataluña es como un pequeño modelo a imitar»—, el profesor Martín Barbero ha razonado que tendrán un buen futuro si saben conectar con la sociedad que las rodea: «Son la única alternativa a esta cosa opaca de concentración de medios privados, incapaces de ir más allá del negocio». En el terreno de las posibles iniciativas de éxito, ha mencionado el proyecto de poner en marcha una cadena mundial de televisión «para pinchar la soberbia de las grandes televisiones» y para ofrecer un nuevo espacio de proximidad, información y creatividad.

Jesús Martín Barbero es doctorado en Filosofía por la Universidad de Lovaina (Bélgica). Ha cursado estudios de postgrado en Antropología y Semiótica en la Universidad de París. Es fundador del departamento de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Valle (Colombia) y ha sido presidente de la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación, así como miembro activo de la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social. Ha trabajado como investigador en la Universidad Complutense de Madrid y como profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad de Stanford (California) y en el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. Es autor de diversos libros e investigaciones entre los que destacan: De los medios a las mediaciones, Comunicación masiva, Discurso y poder, Televisión y melodrama, Mapas nocturnos y Pre-textos: conversaciones sobre la comunicación y sus contextos.