Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Azza Karam, investigadora y asesora en diferentes organismos internacionales: «Occidente conoce el mundo árabe a través de lo que ve, no de lo que allí ocurre»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias


 

25 / 08 / 2004
Azza Karam, investigadora y asesora en diferentes organismos internacionales: «Occidente conoce el mundo árabe a través de lo que ve, no de lo que allí ocurre»

Las «141 preguntas» del Fórum (107): «Países árabes: ¿se puede ser mujer y política?». Azza Karam, experta en política islámica, ha respondido que, en realidad, «es difícil ser mujer y mantenerse al margen de la política allí donde los derechos políticos son difíciles de conseguir». Ha admitido que la mujer está «subrepresentada» en la cultura árabe, pero se ha apresurado a recordar que, en algunos países de occidente, las mujeres luchan por unos derechos, como por ejemplo, la igualdad de salarios, que hace ya años que son reconocidos en diferentes países árabes. Se Ha manifestado muy partidaria de la cooperación entre los países de la cuenca mediterránea «porque comparten valores culturales e históricos», y ha afirmado que la mayor división que existe en la actualidad global es la que se establece entre los sectores religiosos y laicos.

Más información de las 141 preguntas - ¿Países árabes: ¿se puede ser mujer y política?

Más información de Derechos culturales y desarrollo humano. Nuevos espacios multiculturales

Azza Karam, investigadora y asesora en diferentes organismos internacionales, ha destacado en el Escenario de la Haima del Recinto Fórum que los medios de comunicación a menudo ofrecen una visión incompleta o sesgada de los países árabes: «Occidente conoce el mundo árabe a través de lo que ve, no de lo que allí ocurre», ha asegurado. Entre los ejemplos que ha expuesto para ratificar su afirmación, ha recordado que, años atrás, las elecciones palestinas contaron, Arafat aparte, con una candidata femenina que nunca «existió» para los medios de comunicación occidentales: «Esta mujer murió hace un par de años y nadie ha hablado de ella. Nadie reflejó ni su vida ni su muerte».

Siguiendo en el capítulo de las informaciones o de los conocimientos inexactos, ha subrayado el error habitual que se comete cuando se contemplan los países árabes como una entidad única: «Dentro de cada país hay una gran diversidad. Arabia Saudí y Egipto son muy diferentes». También se ha referido a la equivocación que supone confundir «árabe» y «musulmán»: «Indonesia es el país musulmán más poblado del mundo y no tiene nada que ver con el mundo árabe». Finalmente, ha mencionado la confusión que nace de establecer una relación directa entre Oriente Medio y el mundo árabe: «Israel, Turquía e Irán no tienen el árabe como lengua oficial», ha concluido.

Desde su experiencia en los ámbitos de la colaboración religiosa, el género, la democratización, los derechos humanos, los conflictos y la política islámica, ha razonado que «es difícil ser mujer y mantenerse al margen de la política allí donde los derechos políticos son difíciles de conseguir». Después de señalar que el éxito de la sociedad civil del mundo árabe radica en haber sobrevivido a regímenes muy autoritarios, ha admitido que la mujer está «subrepresentada» en la cultura árabe —«las mujeres tienen una escasa presencia en las estructuras legislativas de los países árabes»—, pero se ha apresurado a recordar que, en algunos países de occidente, las mujeres luchan por unos derechos, como por ejemplo la igualdad de salarios, que ya están reconocidos en diferentes países árabes desde hace más cincuenta años. «Es evidente que las mujeres del mundo árabe no tienen una vida fantástica, pero es preciso evaluar toda una serie de indicadores antes de caer en conclusiones precipitadas», ha observado. Asimismo Azza Karam ha calificado «de éxito» el avance legislativo que han alcanzado por las mujeres marroquíes: «Son necesarios más cambios, pero de entrada hay que destacar el proceso que se ha realizado para alcanzar la nueva ley sobre el estatus personal de la mujer. Dicho proceso ha necesitado la alianza de mujeres de diferentes orientaciones políticas, y ha permitido por primera vez que el clero se aviniese primero a dialogar con el movimiento de las mujeres, y después a admitir sus derechos».

Azza Karam se ha manifestado muy favorable a la cooperación entre los países de la cuenca mediterránea «porque comparten valores culturales e históricos» y porque esta relación puede ser de ayuda para terminar con los estereotipos de siempre: «Los lo un lado piensan que las mujeres occidentales son demasiado liberales y carecen de valores; los del otro, creen que todas las mujeres del mundo árabe viven subordinadas y oprimidas».

Ha asegurado que, «en el discurso más popular», el islamismo se considera la herramienta que puede hacer frente a muchos dirigentes actuales del mundo árabe, la mayoría de los cuales «son muy poco democráticos». Karam también ha afirmado que la mayor división que existe en la actualidad global es la que se establece entre los sectores religiosos y laicos: «Lo ideal sería que no hubiese incomprensión y que todo el mundo tuviese una visión crítica lo suficientemente ancha como para admitir las diferencias».

La doctora Karam ha trabajado como directora de programas del International Institute for Democracy and Electoral Assistance (International IDEA), en Oriente Medio (Líbano, Egipto, Jordania, Marruecos y Yemen) y en Europa (Países Bajos, Suecia e Irlanda del Norte), donde gestionó los programas de capacitación e intervino como ponente sobre temas relacionados con el conflicto, la construcción de la paz, la transición de la justicia y la intervención humanitaria. También ha ejercido como gerente del programa del Centro de Estudios de Conflictos Étnicos, de la Universidad de Queens en Belfast, y ha actuado como mediadora y asesora de diferentes organizaciones internacionales en Yemen, Uzbekistán e Irlanda del Norte. Es autora de diversos libros y artículos, entre los que destacan Transnational Political Islam (2004); Islamism, Women and the State (1998); Women in Parliament: Beyond Numbers (1998), Islam in a non-pillarized Society (1996); y A Woman's Place; Religious Women as Public Actors (2001)