Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Carmen Bobes: «El Quijote es el primer personaje realmente libre»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

16 / 06 / 2004
Carmen Bobes: «El Quijote es el primer personaje realmente libre»

Expertos en la obra de «El Quijote» han analizado las características que han hecho de la novela de Cervantes símbolo de modernidad

Carmen Bobes Naves, de la Universidad de Oviedo, ha explicado que los personajes en el Quijote son complejos. Bobes ha apuntado que «la visión de la Edad Media del mundo era geocéntrica mientras que en el Quijote aparece una visión más antropocéntrica». «El novelista ve el mundo con la mirada del hombre, el humanismo deja al hombre anclado en sus propias limitaciones», ha dicho la profesora. Para Bobes, el Quijote «es el primer personaje realmente libre y su narrador plantea dudas al lector.»

El profesor de la Universidad de Cambridge, Anthony Close, ha hablado de cómo El Quijote se ha convertido en novela moderna. Close ha explicado que Cervantes inventa «una fórmula novelesca flexible que contiene el choque entre la perspectiva ilusionada de Don quijote y la realidad, de lo que resulta una mezcla de empatía e ironía.» En este sentido, Cervantes contrapone este punto de vista quijotesco con el mundo real que se corresponde con el histórico. El éxito de esta fórmula, para Close, «no fue casualidad sino que coincidió con varios aspectos, entre los que destaca lo que E. Heller llamó como la mentalidad desheredada de la modernidad.» Esta mentalidad recoge la pérdida de la fe en la unión establecida entre el saber espiritual y la naturaleza, entre el anhelo de certezas y el saber científico. Fue a partir de aquí que los románticos alemanes consagraron El Quijote como la primera novela moderna. Además, Close ha enunciado ciertas consideraciones de la obra posteriores, como son las de Gregorio Mayans, Martín de Navarrete y Ortega y Gasset.

José María Pozuelo, de la Universidad de Murcia, ha dicho que «el Quijote no se puede leer como algo carnavalesco». «El Carnaval no tiene espectadores sino vividores», ha apuntado Pozuelo. Don Quijote pasa de ser el objeto de la parodia al sujeto parodiador en cierto momento de la obra. El hecho que impide al personaje ser una parodia es que su autor le da momentos de cordura y además es consciente de su propia locura.

El escritor madrileño, Alejandro Gándara, ha explicado que la obra no reconoce las atrocidades del pasado o el presente. En este sentido, ha dicho que «la novela es un relato sin historia escrita por un autor sin autoridad». Para Gándara, la mayor herencia de Cervantes para la novela es una ética de la escritura». Al respecto, «las novelas no nos dan más autoridad pero si más responsabilidad», ha dicho Gándara.

El profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, Teodosio Fernández, ha hablado de ‘El Quijote y la literatura hispanoamericana’. Fernández se ha referido a Jorge Luis Borges, quien en su momento expresó que «Cervantes tiene muchas fallas pero transmite una magia inexplicable». Fernández ha apuntado el viaje de Borges hacia ciertas mentalidades para acercarse a Cervantes, entre las que destacan los destinos latinoamericanos, escandinavos y alemanes.