Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Ferdinando Boero: «Al hombre le gusta la costa pero es un amor peligroso»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

11 / 06 / 2004
Ferdinando Boero: «Al hombre le gusta la costa pero es un amor peligroso»

La sesión «Erosión costra y rehabilitación ecológica» del 37º Congreso de la Comisión Internacional para la Exploración Científica del mar Mediterráneo (CIESM) analiza el efecto humano en el cambio costero.

El profesor Ferdinando Boero, de la universidad italiana de Leche, ha dicho en la sesión del Diálogo del CIESM que «al hombre le gusta la costa pero es un amor peligroso» refiriéndose a que «la actividad humana es el principal motivo de erosión costera». Algunos de los ejemplos presentados por Boero han sido: la extracción de la arena para construir edificios, la limpieza de algas en las playas y la extracción de mejillones para el consumo humano. En este sentido Boero ha dicho que para sacar un mejillón se extrae un grueso de roca en pocos minutos, mientras que el agua necesita miles de años para erosionar el mismo volumen de roca extraída. Además, hay otros motivos de erosión como los movimientos de aguas, las piscifactorías y los muros de contención para que el agua no acabe con la arena.

Bouchta El Moumni, de la universidad de Tánger, ha presentado un estudio realizado en la Unión Europea en el que se analiza la erosión costera. En este sentido, El Moumni ha dicho que «en Francia el territorio costero afectado por la erosión es del 24,9%; en España es de un 11,5%, y hay una media de erosión anual de entre 0,2 y 0,5 metros por año en el Mediterráneo». El Moumni ha propuesto que la solución sea la sensibilización de la población y las autoridades. Al respecto, el profesor de la universidad de Tánger ha dicho que «se debe frenar la sobreexplotación de las playas y si es posible hacer rehabilitación, las soluciones tienen que ser dulces y no duras».

Por su parte, el coordinador de la sesión sobre «biogeoquímica marina» y profesor de la Universidad del estado de Nueva York, Nicholas Fisher, ha explicado el papel de los mejillones como catalizadores de la contaminación. Fisher ha dicho que «los mejillones explican muy bien los elementos contaminantes porque tienen gran capacidad de supervivencia y pueden sobrevivir a cualquier tipo de situación, son los filtros y centinelas del mar». En este sentido Fisher ha dicho que se está llevando a cabo una investigación con los mejillones en el norte, sur y este del Mediterráneo, y también en el Mar negro, que permitirá hacer un mapa de polución en el mar Mediterráneo.