Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Gil-Robles: «En la Europa de los ciudadanos aún quedan centenares de miles de no-ciudadanos»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

06 / 07 / 2004
Gil-Robles: «En la Europa de los ciudadanos aún quedan centenares de miles de no-ciudadanos»

El comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Álvaro Gil-Robles, ha clausurado el Diálogo «Derechos del hombre y administración local y regional» comprometiéndose no sólo a de defender los derechos humanos sino también a promocionarlos.

Álvaro Gil-Robles ha querido agradecer al Fórum Barcelona 2004 y al Ayuntamiento de Barcelona la acogida de este congreso y ha asegurado que «aún hay que trabajar mucho en lo que a derechos humanos se refiere». Así, el comisario ha explicado que todavía existen dificultades porque «en la Europa de los ciudadanos aún quedan centenares de miles de no-ciudadanos». Gil-Robles se ha comprometido a trabajar por mejorar el acceso de todos los europeos a los derechos humanos y, en concreto, a los culturales.

El director ejecutivo del Congreso de las Autoridades Locales y Regionales, Ulrich Bohner, ha explicado en la sesión de clausura que el Congreso «contemplará en un informe los derechos locales y los poderes regionales en el ámbito de los derechos sociales, culturales y educativos». Asimismo ha añadido que «debemos redoblar esfuerzos educativos y de formación de los cargos electos locales y regionales para que sean responsables y conscientes de la importancia de los derechos humanos».

Bohner se ha referido a la dificultad de definir los derechos culturales y ha explicado que los ombudsmen tienen la función de mediadores y no de jueces, por lo que «no hace falta definir estos derechos porque ya existe la figura de este mediador». Sin embargo, Bohner ha expresado la necesidad de tener en cuenta otros derechos como el del trabajo, el derecho a la salud y al medio ambiente. Bohner ha invitado al Congreso de Autoridades Locales y Regionales ha continuar con «este debate tan importante para los ciudadanos».

Miembro de la Oficina del Comisionado de Derechos Humanos, Ignacio Pérez Caldentey, ha sido el encargado de enunciar algunas de las conclusiones extraídas del Diálogo. En relación con las cuestiones legales y constitucionales de los derechos del hombre, se ha mencionado el sistema legal avanzado que hay en Europa para la defensa de éstos derechos. Así, además de la Convención Europea de los Derechos del Hombre, se ha hablado de la Carta europea de los Derechos del Hombre en la ciudad (Saint Denis 2000), que constituye «un instrumento importante para la promoción de los derechos en el ámbito local», ha señalado.

Caldentey se ha referido también al hecho de que las administraciones locales son las más próximas al ciudadano y que muchas veces nuestros derechos fundamentales se ven afectados por las resoluciones o por la inacción de los poderes regional o locales. Así, por tanto, estas administraciones deberían estar más reguladas sobre todo por los procesos de descentralización que viven muchos países europeos.

En este contexto, también se ha tratado el tema de la incorporación inmediata de declaraciones de los derechos del hombre en los estatutos de los gobiernos locales y regionales, del reconocimiento de competencias en materia de derechos internos de las administraciones locales y de reforzar el ámbito local en función del principio de subsidiaridad.

Durante el Diálogo se ha hablado también del papel de los defensores del pueblo para que éstos puedan reforzar la acción de los mediadores en la defensa de los derechos. En este contexto, se ha destacado la importancia de los mediadores regionales y la necesidad de crear un ombusdman municipal.

En tanto que derechos económicos y sociales, emergentes en los últimos años en Europa en cuanto a sanidad, urbanismo o prestación de servicios públicos, el Diálogo ha servido para establecer la importancia de las autoridades locales y regionales con el objetivo de asegurarlos. Para los ponentes, el principio de subsidiaridad cobra especial importancia en este caso. El Diálogo ha abordado la problemática de muchos países incorporados recientemente a la Unión Europea, así como también la cuestión de las minorías.

Con relación a los derechos culturales y a la educación, Caldentey ha diferenciado entre los derechos culturales y el derecho a la cultura. Para muchos la cultura no puede estar sometida a una jurisdicción, pues es un elemento inherente al sistema social. En cuanto al derecho a la educación, los ponentes han coincidido en afirmar que los poderes públicos tienen la responsabilidad civil de garantizar a todos los ciudadanos el acceso a cierto nivel de educación.

«Las dificultades de las minorías para acceder a estos derechos son preocupantes», ha explicado Caldentey. Precisamente el papel de los poderes locales y regionales es muy importante en este aspecto para conseguir evitar la discriminación de las minorías.