Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Adela Cortina (Fundación Etnor): «Que una sociedad sea moral quiere decir que se anticipa al futuro»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

25 / 07 / 2004
Adela Cortina (Fundación Etnor): «Que una sociedad sea moral quiere decir que se anticipa al futuro»

Esta mañana ha tenido lugar la sesión sobre el capital ético y el desarrollo en el marco del Diálogo «La riqueza ética de las naciones. Valores y desarrollo social».

La catedrática de ética de la Universidad de Valencia y directora de la Fundación Etnor, Adela Cortina, ha explicado que «los sectores político, económico y cívico pueden acercarnos a la dignidad humana». En este sentido, el sector político debe convertirse en un verdadero gobierno del pueblo y seguir los criterios de justicia. El sector económico, que proporciona la riqueza, ha de actuar de forma ética. Y el sector cívico debe ser solidario e intervenir activamente en la política y la sociedad civil. Para Cortina, estos tres sectores han de conseguir llegar a una moral. «Que una sociedad sea moral quiere decir que no actúa de forma reactiva sino que se anticipa al futuro», ha añadido.

Cortina ha explicado también cuatro tipos de capital necesarios para que una sociedad pueda avanzar: el físico, el construido, el humano y el social. Para la catedrática, las empresas son capaces de crear un buen capital social si tienen una buena relación con todos los stateholders y consiguen beneficios internos, ahorrando costes, y beneficios indirectos, generando un círculo virtuoso de buenos actos en la sociedad. «Si todos actuamos de modo inmoral nos introducimos en un círculo vicioso inmoral, es decir, yo no actuaré moralmente si el resto lo hace inmoralmente», ha añadido Cortina.

La catedrática de ética ha explicado que «en el contexto de globalización, las empresas éticas son las que pueden resistir a la volatilidad e incertidumbre de los mercados».

Cortina ha apuntado que la ética trata de forjar el carácter, la predisposición a actuar bien, es decir, las virtudes, o a actuar mal, los vicios. Para Cortina, el capital ético da identidad. «La moral de un pueblo, organización o persona se basa en la jerarquización de los valores a los cuales optamos y éstos han de ser valores superiores como la libertad, la igualdad, la solidaridad y aquéllos que se sirven del diálogo», ha señalado.

Thomas J. Donaldson
Por su parte, el profesor de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania, Thomas J. Donaldson, ha explicado que «las empresas y las naciones son más prósperas y eficientes si se toman la ética seriamente». Y en este sentido los grupos que están vinculados a las corporaciones «aprecian su comportamiento ético». Para Donaldson hay éticas nacionales que «mejoran las imperfecciones del mercado y prosperan a largo plazo».

Donaldson ha apuntado que existen tres criterios indicadores de la ética de las naciones. El primero es una mejor distribución de los bienes primarios, el segundo es la colaboración, la integridad y la confianza de las transacciones en la sociedad y finalmente, los deberes de los ciudadanos. En este último caso, los deberes se refieren al respeto a la propiedad intelectual y el medio ambiente, al rechazo al soborno y a dar información transparente de las empresas.