Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > David Held: «La globalizacion no significa el fin de los estados, sino una nueva forma de poder»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

26 / 07 / 2004
David Held: «La globalizacion no significa el fin de los estados, sino una nueva forma de poder»

Held, profesor de ciencia política de la London School of Economics, ha apuntado que la globalización de las comunicaciones no es lo mismo que la globalización de la cultura Emilio Ontiveros, catedrático de economía de la Universidad Autónoma de Madrid, ha hablado sobre la necesidad de que existan agentes de vigilancia que puedan prevenir las crisis económicas e impedir su propagación

David Held, profesor de ciencia política de la London School of Economic (LSE), ha asegurado esta mañana en el Diálogo «Globalización, identidad, diversidad» que «la globalización no significa el fin de los Estados, sino una nueva forma de poder». De acuerdo con su intervención, la era de la globalización «no reduce el poder los políticos, sino que complica sus tareas».

En su intervención «La globalización: una evaluación empírica y una interpretación analítica», Held se ha referido a que históricamente el hombre ha estado viajando, migrando, y sólo después de las guerras mundiales este proceso se ha interrumpido, para volver a retomarse en la actualidad. De acuerdo con sus palabras, la última década ha sido la de mayor expansión de las culturas y las ideas. Ha aclarado, sin embargo, que la globalización de las comunicaciones no significa la globalización de la cultura.

Según su opinión, la actual era de globalización se caracteriza por «la aparición de una política territorial, una gobernanza que combina lo local con lo global, la desterritorialización de la toma de decisiones, el desarrollo del derecho internacional, la aparición de nuevas relaciones de trabajo y la transnacionalización de la política».

Estas características se dan «en un contexto dirigido por el mercado y dominado por la ideología neoliberal», ha precisado, para concluir que «los problemas globales deben ser resueltos de manera global, no unilateralmente».

Por su parte, Emilio Ontiveros, catedrático de economía de la Universidad Autónoma de Madrid, al intervenir en el Diálogo «Globalización, identidad, diversidad», ha apuntado que en el proceso de globalización «a unos países les ha ido bien y a otros no, mientras el mundo es mucho más vulnerable que hace treinta años. Esta vulnerabilidad se debe a que las crisis son más frecuentes, hay mayor diversidad de tipología de crisis y el teatro de operaciones de estas crisis son los países en desarrollo».

Ha apuntado como característica esencial de esta etapa «la facilidad de propagación de las crisis, como resultado del desarrollo de las tecnologías de la informática y las comunicaciones». En este sentido, ha insistido en la conveniencia de que existan agentes de vigilancia que alerten sobre crisis y eviten su propagación, es decir, mecanismos de gestión de crisis.

En su ponencia «La globalización financiera: mito y realidad» Ontiveros ha aclarado que, «aunque no haya fronteras y prime la integración monetaria, no se debe presionar a los países para que liberalicen su mercado financiero, deben crearse mecanismos que aseguren la equidad y las instituciones deben tratar de extender sus beneficios».