Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Dirk Ficca: «Este Parlamento de las Religiones ha sido más práctico que analítico y hemos alcanzado 500 compromisos con la sociedad»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

14 / 07 / 2004
Dirk Ficca: «Este Parlamento de las Religiones ha sido más práctico que analítico y hemos alcanzado 500 compromisos con la sociedad»

El reverendo Dirk Ficca, director ejecutivo del Parlamento de las Religiones del Mundo, ha afirmado que el IV Parlamento de Barcelona dejará un legado de cooperación con la comunidad interreligiosa. Ficca, que ha afirmado que este Parlamento ha sido más práctico que analítico, para que la gente se comprometiese más con las temáticas, (refugiados, globalización, agua, deuda externa y violencia religiosa), ha anunciado que el Consejo del Parlamento está «muy contento con los resultados» y que apoyarán y documentarán los 500 compromisos adoptados. «Barcelona no nos ha decepcionado.»

El pastor presbiteriano y director ejecutivo, desde 1998, del Parlamento de las Religiones del Mundo, el reverendo Dirk Ficca, ha manifestado que «los objetivos globales del Parlamento de las Religiones se han alcanzado, no sólo por la diversidad de representación de los 85 países participantes, sino, y aún más importante, por los 500 compromisos conseguidos, aunque a veces los programas no han tenido toda la profundidad deseada».

«Pensamos que escoger una sola temática, como se hizo en el pasado Parlamento de Ciudad de El Cabo con el tema "Ética global", era reduccionista. El Parlamento de Barcelona ha sido más práctico que analítico, porque queríamos ver cómo se implican en las religiones las diferentes temáticas (agua, deuda externa, refugiados, violencia y religión). Queríamos que la gente se comprometiese con las problemáticas», ha respondido Ficca a una pregunta de la BBC sobre la falta de profundidad del Parlamento.

Ficca, que se ha mostrado «enamorado de Barcelona», ha destacado: «Barcelona no nos ha decepcionado, porque queríamos conseguir que el país anfitrión estuviese más involucrado en el Parlamento, y esto se ha alcanzado. El Consejo está muy contento. De los 8.400 participantes, el 30 o el 40% han venido de España».

Ficca, que ha destacado como muy importante la Asamblea de Montserrat, ha afirmado que «se apoyarán los compromisos y se documentarán para que se pueda hacer un seguimiento de carácter único en la página de internet y en un manual de buenas prácticas». Ha dicho también que se ha realizado un hermanamiento entre cincuenta o sesenta ciudades del mundo.

A una pregunta sobre el hecho de que Barcelona sea finalmente la ciudad que tenga una sede permanente del Parlamento de las Religiones, Ficca ha dicho que «Nueva York puede convertirse en un centro para la educación interreligiosa» y que «el Centro UNESCO de Cataluña sería un recurso para el movimiento interreligioso mundial. En los próximos seis meses veremos qué podemos hacer para dejar este legado de cooperación de la comunidad interreligiosa que ha sido Barcelona».

En este Parlamento también han participado activamente los jóvenes, con representantes en las mesas, «aportando pasión, idealismo y apertura al programa», ha dicho Ficca.

Por su parte, Fèlix Martí, director de la oficina técnica local del Parlamento de las Religiones y presidente honorario del Centro UNESCO de Cataluña, ha dicho que «la impresión de las tres entidades organizadoras es que todos los participantes se han ido muy satisfechos». Martí, que ha ofrecido cinco conclusiones personales, ha destacado «la unanimidad de todas las religiones para declararse enemigas de la violencia, sobre todo, de la violencia que apela a las religiones para justificar sus actos. Afirmamos que todos estamos contra la violencia y a favor de la liberación de los pobres».

También ha destacado que «todas las religiones saben que están en un proceso de cambio, pero no les sabe mal porque piensan que es bueno cambiar y que estos cambios no traicionan su inspiración inicial, sino que los llevan a procesos de interpretación renovada de sus propias creencias».

Las otras tres conclusiones apuntadas por Fèlix Martí hacen referencia a que «el buen humor en la forma de trabajar de las 8.500 personas de este Parlamento desmiente que haya choque entre civilizaciones o religiones, que todas las religiones coinciden en que quieren ser extrovertidas, es decir, trabajar por el conjunto de la sociedad y no sólo por sus socios o fieles, y que aceptan bien el pluralismo de las sociedades, no añoran situaciones pasadas de privilegio y se encuentran bien en sociedades laicas, porque aman la libertad religiosa y de conciencia. Quieren ofrecer valores y son partidarias de que en la sociedad haya una oferta clara de vocación religiosa, en el sentido cultural del término y no catequético».