Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Adama Samassékou: “Cuanto más se acercan los hombres, más se ignoran entre ellos”

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

07 / 09 / 2004
Adama Samassékou: “Cuanto más se acercan los hombres, más se ignoran entre ellos”

La sesión “Nuevas diferencias creativas: aprendiendo a vivir en común a través de las artes y las lenguas” ha contado con la presencia de expertos en la materia de Malí y Turquía

El compositor y embajador de buena voluntad de la UNESCO, Omer Zülfü Livaneli, ha hablado de la diversidad cultural y las nuevas tecnologías. Livaneli ha explicado que los avances tecnológicos “han cambiado el mundo en que vivimos; nunca hemos estado tan conectados”. En este sentido, Livaneli ha dicho que la tecnología de la información “permite el intercambio de ideas, valores y conocimientos entre pueblos, pero a la vez difunde una cultura cada vez más homogénea que ahoga a las otras culturas”.

Livaneli ha expresado su preocupación por el modo en que “la cultura acumulada del pasado se transmitirá a las generaciones futuras”. Livaneli ha dicho que “sin Stendhal o Hemingway el mundo en que vivimos hubiese sido más plano”. El compositor turco ha dicho que “hoy no hay paciencia para leer como había años atrás”. Livaneli ha explicado que “la pantalla se ha convertido en la gran meca de la humanidad”. “La cultura y las tradiciones se encuentran bajo la influencia hegemónica de la cultura de las ciencias y las imágenes, vivimos en una cultura visual”, ha apuntado.

El compositor ha explicado que esta cultura visual “es la cultura que se transmite desde Estados Unidos; si estos valores que se transmiten fuesen de cariz humanista no me preocuparía, pero no tienen nada que ver con ello”. “No menosprecio a Estados Unidos; yo respeto todas las culturas, pero ¿por qué una cultura ha de aceptar una norma única?”, ha añadido Livaneli. “No es que no tenga esperanza, sino que quiero llamar la atención”, ha concluido.

El presidente de la Academia Africana de Lenguas y antiguo ministro de Educación de Malí, Adama Samassékou, ha dicho que “cuanto más se acercan los hombres, más se ignoran entre ellos”. Samassékou ha explicado que “los pueblos y las culturas son los que garantizan la supervivencia de la humanidad”. “En África si callamos es porque sabemos que no nos escucharán”, ha añadido.

Para Samassékou, la globalización “ha permitido el acercamiento de los mercados, pero la lógica de mercado ha entrado en la lógica del beneficio”. La globalización “ha provocado diferencias entre regiones y dentro de ellas, y son las poblaciones interiores las que más sufren las sacudidas de la mundialización”. En este sentido, Samassékou cree que el mundo se divide entre “globalizadores y globalizados”.

Samassékou ha hablado de las diferencias existentes en relación con los ingresos y ha recordado que “las 25 personas más ricas de Estados Unidos tienen lo mismo que 2.000 millones de las más pobres”. El ex ministro de educación de Malí ha dicho que esta situación provoca diferencias entre el mundo del conocimiento y el del desconocimiento, “quien más conoce es quien más posee”. En este sentido, ha dicho que “las desigualdades aparecen en el acceso al conocimiento; las necesidades de base como la educación no se satisfacen”.

Samassékou cree que “son estas desigualdades las que provocan las nuevas ignorancias arraigadas en antiguas ignorancias”. Por ello, ha propuesto “aculturizar el mundo para poder contrarrestar la globalización de los mercados”. Para Samassékou “la ignorancia provoca la intolerancia”.

Para Samassékou el hombre “debe tener curiosidad”. “Sólo podemos comprender el mundo si nos comprendemos primero a nosotros mismos”, ha añadido.

El ex ministro de Educación de Malí ha dicho que “es preciso fomentar la comprensión y el respeto en la comunidad para poder evitar y gestionar los conflictos”. Samassékou cree que “la educación es primordial y por ello hay que revalorizar la diferencia y la diversidad cultural, reparar el daño hecho a las culturas marginadas y aceptar que la cultura es un proceso dinámico”.

Samassékou ha definido los actores pedagógicos. En primer lugar, ha hablado de la familia, que “ha de instaurar valores como la solidaridad y el compartir”. También se ha referido a la escuela y las asociaciones culturales, que deben fomentar la visión del otro.

Para Samassékou, los partidos políticos y los medios de comunicación juegan también un papel importante en dicho proceso.

“Las nuevas alfabetizaciones tienen que basarse en el aprendizaje de los otros, de los pueblos y las lenguas oprimidos”, ha concluido Samassékou.