Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Andrés Allamand: “Si una democracia no puede resolver la problemática de la pobreza es que es incompleta”

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

22 / 09 / 2004
Andrés Allamand: “Si una democracia no puede resolver la problemática de la pobreza es que es incompleta”

La primera sesión del Diálogo “Contribuyendo a la Agenda Global” ha analizado la relación entre la democracia y la pobreza en el mundo

El consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de Chile, Andrés Allamand, ha explicado en su intervención que “si una democracia no es capaz de resolver la problemática de la pobreza es que es una democracia incompleta, herida”. Allamand ha criticado que “la falacia autoritaria que presupone que algunos países pobres han sufrido momentos de desarrollo porque han vivido dictaduras”. También ha añadido que “tradicionalmente se ha dicho que las dictaduras son necesarias para conseguir el desarrollo”.

Andrés Allamand ha apuntado que hoy en día la democracia ha se ha extendido en los países pobres “tolera cada vez más la pobreza”. “Lo que está claro es que las dictaduras no producen una mejora en la reducción de la pobreza, como tampoco al revés”, ha añadido.

Para el consultor del BID de Chile la solución está “en poner orden en las políticas económicas, reconociendo la extensión y el derecho a la propiedad y también poniendo orden a la política”. En este sentido, Allamand ha puesto el ejemplo de Chile del que ha dicho “desde 1990 hasta la actualidad se ha reducido la pobreza de un 40 a un 20%”. “La singularidad de este hecho es que la política chilena funciona mucho mejor”, ha añadido.

Allamand ha recordado que “Chile tiene un sistema de medición de pobreza de gran calidad”. “El combate contra la pobreza está despolitizado“. Para el consultor chileno “la democracia tiene mejores opciones para acabar con la pobreza porque tiene el vigor de la política económica correcta”. Finalmente ha señalado que está convencido de que “el sistema electoral ha de incluir todas las voces”.

La asesora especial en materia de reducción de la pobreza y de las redes de gestión económica del Banco Mundial, Deepa Narayan, ha explicado que en el caso de la pobreza no se tiene en cuenta la elección y que “la aplicación de las decisiones significa tener competencias". Narayan ha dicho que “los milagros y los desastres se producen con más frecuencia en las dictaduras que en las democracias”. Narayan ha apuntado que “que el autoritarismo no comporta un crecimiento económico”.

Para Narayan la duración de una democracia es importante porque “cuanto más estable es la democracia más eficaz es la política para erradicar la pobreza”.

La representante del Banco Mundial ha manifestado que “las elecciones han sido siempre el símbolo de la democracia pero que hayan elecciones no quiere decir que la democracia funcione correctamente”. Para Narayan la democracia implica libertades civiles y responsabilidad del gobierno ante los ciudadanos. En este sentido, Narayan ha puesto el ejemplo de la India en qué “hay libertad política pero no libertad de oportunidades, muchas personas siguen siendo vulnerables”. En este sentido, Narayan cree que “la información es la clave, la sociedad civil tiene el papel crucial para diseñar políticas y mejorar la situación”.

El director del Centro de Gobernabilidad Democrática de Oslo y representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Georges Nzongola-Ntalaja, ha puesto el ejemplo de países como Angola y Gabón que “a pesar de las reservas de petróleo tienen regímenes autoritarios”. En este sentido, Nzongola-Ntalaja ha dicho que en estos casos “los gobiernos no se preocupan de su población y dilapidan la riqueza del país”.

Nzongola-Ntalaja ha defendido el acceso a la información de la ciudadanía así como el acceso a los servicios públicos. El representante del PNUD ha hablado de la deuda externa de la que ha dicho “es causa de políticos irresponsables y proyectos ambiciosos”. En este sentido, ha explicado que “la comunidad internacional tiene la posibilidad de solucionar los problemas de corrupción”.

Por su parte, la cabeza de división de Estado, Gobernabilidad y Sociedad Civil del BID, Edmundo Jarquín, ha explicado que “la historia de América Latina no es la de una democracia con pobreza sino la de un siglo de autoritarismo con un crecimiento económico pero que no ha resuelto el problema de la pobreza”. Para Jarquín “América Latina crece poco y se distribuye peor”.

Para Jarquín el problema ha sido “que las democracias han heredado la deuda externa, se han enfrentado a los choques externos y sufren un choque ideológico asociado al Consenso de Washington”.

Según Jarquín “no puede haber democracia en estados en estados minusválidos, se precisa la inversión de capital e infraestructuras”. El miembro del BID ha explicado que “los tres países de mayor tradición democrática de América Latina son Chile, Uruguay y Costa Rica, que a la vez son los que superan el promedio de ingresos por cápita del continente según el índice de pobreza del PNUD”. Jarquín ha apuntado “que estos países conseguirán el objetivo del milenio de acabar con la pobreza en el 2015 pero no el resto de América Latina”. Finalmente, ha puesto el ejemplo de la crisis argentina de la que ha dicho “fue una equivocación política y no económica”, y ha hecho un paralelismo entre la situación de algunos países africanos y latinoamericanos.