Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Bernard Cassen, director general de «Le Monde Diplomatique»: «Debemos combatir el miedo para pensar libremente»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

22 / 09 / 2004
Bernard Cassen, director general de «Le Monde Diplomatique»: «Debemos combatir el miedo para pensar libremente»

Las «141 preguntas» del Fórum (137): «¿Otro mundo es posible después del 11-S? ¿Qué mundo?» El periodista Bernard Cassen ha manifestado que para crear otro mundo es necesario eliminar «el virus liberal que afecta nuestras mentes» y fomentar una educación capaz de combatir la idea que nos conduce «a la fatalidad de que no hay alternativa». Ha calificado de «interesante y positiva» la propuesta del presidente español, José Luis Zapatero, de fomentar una alianza de civilizaciones con el mundo islámico, y ha abogado por el “No” a la Constitución Europea «porque en el corazón del tratado mandan las políticas liberales que impiden la construcción de una Europa solidaria».

Bernard Cassen, periodista, profesor de ciencias políticas y director general del rotativo mensual «Le Monde Diplomatique», ha destacado esta tarde en el Escenario de la Haima que sólo Francia, Bélgica, Alemania, España, Luxemburgo «y en ocasiones Grecia» están de acuerdo con la construcción de una Europa no sometida a los Estados Unidos: «El resto de los países prefieren la soberanía norteamericana», ha asegurado. En su opinión, las políticas de la mayoría de los gobiernos están muy lejos de colmar las aspiraciones de sus respectivos ciudadanos: «Europa solamente existe como opinión pública», ha observado.

Ante el numeroso público asistente a la sesión de las «141 preguntas», Bernard Cassen ha afirmado que, dentro de la globalización neoliberal, el 11-S ha servido para dar más espacio y poder a los intereses norteamericanos: «Se ha agravado una situación que no es nueva. Desde antes de los años ochenta, sabemos que Estados Unidos no tolerará que emerjan poderes regionales, económicos o militares. Este ha sido su mensaje para Europa». Ha reiterado que la administración Bush se ha servido del miedo «a la amenaza permanente del terrorismo» para lograr sus propósitos de cohesión y que no le ha importado alentar un posible choque entre civilizaciones. Cassen ha proclamado que para crear un mundo distinto es necesario eliminar «el virus liberal que afecta nuestras mentes» y fomentar una educación capaz de combatir la idea que nos conduce «a la fatalidad de que no hay alternativa». «Debemos combatir el miedo para pensar libremente», ha concluido.

Tras vaticinar que «las políticas de Estados Unidos nunca van a consentir la multipolaridad mundial», Cassen ha hecho hincapié en que «la mitad de sus congresistas no tienen pasaporte porque no les interesa lo que ocurre en Europa». «Padecen una ignorancia tremenda. El presidente Reagan, por ejemplo, creía que Jamaica estaba en el Mediterráneo», ha recordado.

Para el director general de «Le Monde Diplomatique», nadie intentará desestabilizar la economía estadounidense por razones de mercado. Ha explicado que la desestabilización sólo llegaría si el dólar perdiera el estatus de moneda de reserva: «Sería un misil tremendo si Rusia decidiera que se le facturara el petróleo en euros. Es algo que no se producirá porque sería algo parecido a una declaración de guerra».

Ha calificado de «interesante y positiva» la propuesta del presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, de fomentar una alianza de civilizaciones con el mundo islámico. Sin embargo, ha resaltado que no debemos pensar que el conflicto ya existe y que tampoco hay que favorecer la impresión de que el mundo se divide entre los países de occidente y los países islámicos: «Hay otras culturas, otros problemas». Aún en el contexto de la política española, ha destacado que las últimas elecciones generales «fueron una tremenda lección cívica y moral porque demostraron que el voto sí sirve». En cuanto a la retirada de las tropas de Irak, ha razonado que Zapatero, llevando a cabo lo prometido en campaña, «realizó un servicio inmenso a la democracia europea».

Bernard Cassen ha abogado por el “No” a la Constitución Europea «porque en el corazón del tratado mandan las políticas liberales que impiden la construcción de una Europa solidaria». Ha admitido que el movimiento antiglobalización, por si solo, no puede cambiar al mundo, pero ha subrayado que iniciativas surgidas de su seno como la “tasa Tobin”, que pretende gravar los flujos especulativos del capital financiero, ahora merecen la consideración de líderes políticos como el presidente Chirac.

Ha defendido la ley francesa que prohíbe el velo y el uso de demás atuendos de signo religioso en las escuelas públicas para fomentar la laicidad y la neutralidad en estos centros, y ha denunciado que el problema de la deuda externa que sufren los países en vías de desarrollo debe solucionarse para evitar caer en un conflicto aún mayor de miseria y hambre.

Bernard Cassen es uno de los más destacados defensores del movimiento de la altermundialización. El 1968 cofundó la Universidad de Vincennes, que se convirtió en la Universidad de Paris VIII doce años después. Profesionalmente vinculado con «Le Monde Diplomatique» desde 1973, en la actualidad es el director general de dicho rotativo. Presidió la asociación Attac (Acción para la Tasación de Transacciones y Ayuda al Ciudadano).