Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Ilari Rantakari: “Hay que reinventar el papel de la ONU dentro de un nuevo gobierno global”

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

24 / 09 / 2004
Ilari Rantakari: “Hay que reinventar el papel de la ONU dentro de un nuevo gobierno global”

Esta tarde ha tenido lugar la plenaria de clausura de diversos talleres del Diálogo “Contribuyendo a la Agenda Global” de la mano de sus relatores

El relator de la sesión sobre arquitectura institucional para una democracia mundial, Ilari Rantakari, ha centrado su resumen en la reforma de la Asamblea General de la ONU y la posibilidad de crear un parlamento mundial.

Rantakari ha dicho que “la Asamblea General es la forma más democrática del mundo, pero su democracia se basa en la noción histórica de que el Estado-nación es el centro de la representatividad democrática”.

Entre las conclusiones, Rantakari ha citado que la participación del Estado-nación conlleva dos críticas por su falta de legitimidad: “No existe la representación del pueblo y la territorialidad quizá no es la forma más adecuada de distribuir el poder”.

Por ello, Rantakari aboga por “reinventar el papel de la Asamblea General dentro de un nuevo gobierno global, para lo que hace falta encontrar un equilibrio entre legitimidad y eficacia”. “Necesitamos un realismo informado desde el punto de vista ético, un compromiso firme con el multilateralismo”, ha concluido Rantakari.

En relación con la sesión de las instituciones internacionales el relator encargado de resumir las ponencias ha sido Luis Millet. En este sentido, Millet ha explicado que “el debate de la reforma de las instituciones internacionales ha alcanzado un tono crítico muy intenso en los últimos años”. Para Millet “existe una progresiva erosión de los Estados-naciones”.

Millet ha dicho que se ha discutido sobre la problemática de la democracia debido a que “existe democracia sin libertad y libertad sin democracia”. En este sentido, ha afirmado que “hacen falta las reformas de la Naciones Unidas, que deben equilibrar el consejo de seguridad y ECOSOC”.

El relator de la sesión sobre gobernabilidad democrática global y gobernabilidad multinivel, Muthoni Wankeyi, ha explicado que “las Naciones unidas viven en un momento muy distinto del momento en que fueron creadas”. Según Wankeyi, los ponentes de las diferentes sesiones han reconocido que “hay un déficit democrático y no se llevan a la práctica los programas de Naciones Unidas”.

Este cambio de paradigma del papel de Naciones Unidas obliga a “potenciar la sociedad civil”. Además, Wankeyi ha explicado que “hace falta abordar las causas de la pobreza, y no sus efectos”.

Wankeyi ha afirmado que “no se deben abolir instituciones internacionales sino ir más allá”. En este sentido Wankeyi cree que, “ante el dominio de Estados Unidos, se debe fomentar el multilaterialismo real, puesto que existe un déficit democrático entre los ciudadanos, las instituciones sociales y las instituciones internacionales”.

Por su parte, la relatora de la sesión sobre las reformas institucionales para la paz, la seguridad y la justicia en el mundo, Nadia Johnson, ha analizado las reformas necesarias del Consejo de Seguridad. Johnson ha afirmado que “las grandes potencias quieren mantener a toda costa su poder en el Consejo de Seguridad, en el que siguen gobernando los ganadores de la Segunda Guerra Mundial”.

Para Johnson “hay que mejorar la legitimidad en la participación del Estado en el Consejo de Seguridad y una de las formas de hacerlo es aboliendo el derecho a veto”.

Johnson ha recordado también que durante las sesiones “hubo un acuerdo sobre la situación actual de la ONU, diferente a la de su creación”. Johnson ha expresado “la frustración continua por la poca efectividad de las resoluciones de las Naciones Unidas”. “Urge una reforma de la carta, pero no de los principios”, ha añadido. En este sentido, ha dicho que “la invasión de Irak fue ilegal desde el punto de vista del derecho internacional”.