Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Cora Weiss: «La paz no viene en el ADN, hay que aprenderla»

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

26 / 06 / 2004
Cora Weiss: «La paz no viene en el ADN, hay que aprenderla»

Cómo educar en la cultura de la paz es el tema que aborda hoy el Diálogo «Hacia un mundo sin violencia». En la sesión plenaria de la mañana los ponentes han coincidido en señalar que vivimos en una cultura de la violencia y han presentado diversas propuestas para erradicarla.

Antoni Soler, vicepresidente de la Fundación por la Paz, ha denunciado «la falsa disyuntiva entre la violencia y la pasividad». Según él, hay que promover un rechazo tanto o más radical de la una como de la otra. Para ello, ha sugerido rebelarse, pero sin perder el respeto por el contrincante. Ha invitado también al auditorio a no traspasar el reto del cambio social a la próxima generación, sino a asumir como adultos las propias responsabilidades.

En representación de la Asociación Internacional de Educadores por la Paz (México), Gloria Ramírez ha expuesto «la necesidad urgente» de buscar el consenso entre todos los actores en la educación por la paz y los derechos humanos. Ramírez se ha lamentado de que «en América Latina ser educador sea un riesgo» y ha abogado por que la educación digna sea un derecho humano.

Marta Santos País, directora de Planificación de la UNICEF, ha resaltado la importancia de la educación como elemento estratégico para construir la paz. En su ponencia, ha defendido una nueva aproximación a los niños, como «potencial único para cambiar el mundo; como parte de la solución y no del problema».

José Luis Bautista, en nombre de las escuelas concertadas, ha explicado el programa de prevención de la violencia que se aplica en sus centros educativos. La experiencia, según Bautista, les ha llevado a considerar «más importante la educación en valores que el expediente académico», y les ha convencido de que una mejor educación pasa por «menos folleto y más formación».

Por último, Cora Weiss, presidenta de The Hague Appeal for Peace, ha lanzado un par de preguntas retóricas. «¿Enseñamos a los estudiantes a hacer dinero o a hacer una diferencia en el mundo? ¿A convertirse en buenos investigadores o en buenas personas?» Weiss ha insistido en la necesidad de educar en la paz porque «no viene en el ADN». A su juicio, la única manera posible de hacerlo pasa por «integrar una aproximación holística de la educación por la paz». «Los profesores son las personas más importantes del mundo» para Weiss «porque otra manera es posible; y está en nuestras manos».