Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Actualidad > Noticias > Elkarri y Gesto por la Paz acercan posturas en los diálogos del Fórum

NOTICIAS

Últimas noticias

noticias anteriores



Últimas noticias
 

26 / 06 / 2004
Elkarri y Gesto por la Paz acercan posturas en los diálogos del Fórum

Ambas asociaciones coinciden en que la violencia sufre una creciente deslegitimación entre la sociedad vasca a raíz del 11-M y que la no-exclusión es uno de los factores imprescindibles para avanzar hacia un necesario proceso de paz.

Bajo la pregunta: «¿Es posible la paz en el País Vasco?», el coordinador de Elkarri, Jonan Fernández, y el portavoz de Gesto por la Paz, Jesús Herrero, han puesto sobre la mesa sus respectivos puntos de vista acerca del actual momento por el que pasa el llamado «conflicto vasco». En el marco de una de las sesiones del Diálogo «Hacia un mundo sin violencia», los representantes de ambos movimientos han respondido de forma afirmativa al enunciado propuesto en la sala, aunque de forma mucho más abierta y optimista por parte del dirigente de Elkarri. En concreto, Jonan Fernández se ha mostrado convencido de que la sociedad vasca «está harta y exige soluciones, y con mucho más énfasis desde el pasado mes de marzo». «Se dan cuatro circunstancias favorables para que el proceso de paz en el País Vasco se produzca y llegue a buen término: la paz es necesaria, es viable, es oportuna y existe un gran compromiso para que sea posible», ha añadido. También ha señalado que «la circunstancia más importante es la apertura de la revisión del marco jurídico-político».

Fernández ha continuado su discurso manifestando que «estamos en un momento de oportunidades como no había ocurrido en muchísimo tiempo, porque la violencia está en crisis, es más inaceptable que antes en nuestra sociedad, y prueba de ello es que ETA no ha matado en un año». «Es una situación sin precedentes; la solución existe y sólo hay que ponerse de acuerdo en el proceso necesario que hay que abrir«. Para ello, ha remarcado, «resulta imprescindible el fin de la violencia, pero también la no-exclusión de una parte del espectro político», en referencia a la ley de partidos que propició la ilegalización de Batasuna y el cierre del periódico Egunkaria.

Por su parte, el portavoz de Gesto por la Paz se ha mostrado mucho más escéptico, aunque ha definido de «avance» la propuesta anunciada por Elkarri de convocar una Conferencia de Paz en el País Vasco el próximo otoño. Jesús Herrero ha partido de la base de que «en Euskadi continúa existiendo un problema de violencia y sólo pueden resolverlo quienes la ejercen», apuntando claramente a ETA. «Cuando ETA mata, la responsabilidad es suya y de nadie más», ha sentenciado. Herrero ha destacado también la necesidad de «liberar a la política de la contaminación de la violencia», y ha denunciado la existencia de la «violencia de persecución, que todavía afecta a miles de habitantes del País Vasco, entre ellos, políticos, jueces o periodistas», aunque ha anunciado la firma de un acuerdo con Elkarri para, precisamente, abordar este problema. El representante de Gesto por la Paz ha remarcado que «hay que educar para la paz, una medida a la que se han dedicado pocos esfuerzos» pero, como el portavoz de Elkarri, se ha pronunciado en contra de la dispersión de presos en las cárceles españolas, las torturas, la no-aplicación de medidas extraordinarias para reos enfermos, y a favor de respetar la pluralidad de la sociedad vasca y buscar consensos a partir del diálogo entre fuerzas políticas como base fundamental.

Aunque la palabra «tregua» ha surgido repetidamente en el auditorio, ninguno de los ponentes se ha aventurado a vaticinar la intención de la banda terrorista de anunciar un alto el fuego. No obstante, Jonan Fernández cree intuir que «ETA está sometida a un debate interno que debe fructificar antes de finalizar el presente año». Fernández opina también que «si alguien demuestra que existen vías políticas para solucionar el conflicto, puede que los terroristas se cuestionen el uso de la violencia». Por su parte, Herrero ha recordado que «el deseo de muchos no es que se dicte una tregua, sino que se produzca el cese definitivo de la violencia».