Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Contenidos > Movimientos humanos e inmigración > Gestión local, bilateral y multilateral. Una salida a los conflictos.
Documentos Envía a un amigoEnvía a un amigo ImprimirImprimir
Idea Fuerza Idea Fuerza
Gestión local, bilateral y multilateral. Una salida a los conflictos.
Diálogo de referencia: Movimientos humanos e inmigración

La gestión pública es imprescindible para abordar la complejidad de los flujos migratorios. Esta gestión se tiene que dar en todos los niveles y entre todos los actores implicados, desde las ciudades a los países de origen. Las políticas migratorias policíacas no sirven para abordar con garantías las problemáticas derivadas de los flujos migratorios. Además de encontrar fórmulas creativas, también es preciso introducir estrategias basadas en la cooperación internacional, a través de acuerdos bilaterales y multilaterales.

Las políticas actuales sobre regulación se basan esencialmente en barreras policiales que no han servido para solucionar la compleja situación de los flujos migratorios. Gestionar las migraciones requiere, además de creatividad, la implementación de herramientas y estrategias basadas en la cooperación a nivel local e internacional. La existencia de acuerdos bilaterales y multilaterales se hace imprescindible para encontrar un marco de reglas y principios donde todos los sectores se vean beneficiados. En este sentido, Naciones Unidas y otras instituciones internacionales deben ser las encargadas de estimular estos compromisos políticos de responsabilidades compartidas.

Problemática:
Las políticas proteccionistas de los estados receptores de los flujos migratorios, basadas en el control estricto y policial, están en pleno proceso de fracaso y favorecen la creación de mafias migratorias. 150 millones de africanos se desplazan, los refugiados incluidos. Entre ellos, unos 125 mil son profesionales. 36 millones de latinos viven en Estados Unidos, de los cuales 25 son mexicanos, de los cuales cinco millones se encuentran en situación irregular. Cada año pierden la vida unos 400 emigrantes mexicanos intentando cruzar la frontera con Estados Unidos. En América Latina el flujo migratorio se dirige hacia Europa y Estados Unidos y han surgido nuevos países emisores como Venezuela, Argentina y Brasil. 800 mil personas al año son víctimas del tráfico internacional.

Propuesta:
Promover la gestión bilateral y multilateral de los flujos migratorios. Esta gestión se debe dar a nivel local, nacional e internacional. Los organismos internacionales deben impulsar la acción política de todos los países involucrados para crear un marco legal que represente y proteja a todos los implicados.

Posturas:
El presidente del Congreso de los Diputados y ex comisario europeo, Manuel Marín, afirmó que es necesario que las instituciones públicas encuentren un «medio para que nos podamos entender y gestionar la diversidad correctamente». El consejero jefe y presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña, Josep Bargalló, sostuvo que «nuestro país es diverso y queremos mantener esta diversidad. La multiculturalidad supone una profundización democrática». La secretaria de Estado de Inmigración española, Consuelo Rumí, habló de la política de inmigración del Gobierno español. «Vivimos en un contexto de gran presión migratoria. El Gobierno español quiere enfrentarse al tema de la inmigración con los retos y dificultades que plantea, no queremos cerrar los ojos y estamos decididos a asumir la responsabilidad de ordenar las migraciones. Ha habido respuestas públicas vacilantes y oportunistas y por eso es necesario que la gestión pública de la inmigración esté en las agendas nacionales e internacionales». Aderanti Adepoju, del Centro de Desarrollo Humano de Lagos, Nigeria, analizó el estado de los movimientos migratorios en el continente africano y subrayó que «las migraciones son una tradición y resultan esenciales para nuestra cultura. Es una equivocación pensar que los africanos invaden Estados Unidos y Europa».

Jorge Santibáñez, del Colegio de la Frontera Norte de México, mencionó las políticas de control de la emigración de Estados Unidos. «Se ha instalado una lógica equivocada que concluye que el enemigo viene del exterior y compara a los emigrantes con el terrorismo o los enemigos. Existe una distorsión importante, pues las fronteras pasan a gestionarse como zonas de conflicto impulsando el crimen organizado de las mafias de traficantes donde se integran los guías, que han pasado a cobrar 2.500 dólares por partida de inmigrantes». Xing Biao, de la Universidad de Oxford (Gran Bretaña), señaló que las migraciones en la zona de Asia y el Pacífico están muy vinculadas al fenómeno de la globalización y reclamó una mayor movilidad para los ciudadanos de esta zona del mundo. Lelio Mármora, representante del Instituto Nacional de Estadísticas (INDEC) de Argentina, apuntó que las políticas de control migratorio «no han tenido éxito, más bien al contrario, han generado problemas, pues hay un aumento de la discriminación y la xenofobia, al igual que de los negocios migratorios».

Buenas prácticas:
La Fundación Agricultores Solidarios de Cataluña presentó un proyecto que lleva a cabo con los temporeros que vienen a trabajar a Cataluña para promover proyectos en sus ciudades natales. Esta iniciativa nació en el 2001 de la mano de la Unió de Pagesos para cubrir las necesidades de los agricultores que en las épocas de cosecha necesitan más mano de obra. Unió de Pagesos planteó la contratación de temporeros de otros países con la finalidad de dar una oportunidad a la gente de zonas desfavorecidas de trabajar a Cataluña y vivir una experiencia que les pueda ayudar a generar nuevos proyectos en sus comunidades de origen. El proyecto de la fundación se divide en cuatro fases: la definición de las necesidades de los agricultores catalanes sobre la mano de obra; la gestión de la contratación; el programa de acogida; y el programa de desarrollo. La Unió de Llauradors i Ramaders y la Unió de Pagesos de Mallorca se han sumado a esta iniciativa que promueve un hermanamiento entre las zonas de destino y origen de los temporeros. La fundación contacta con los mecanismos públicos INEM (Instituto Nacional de Empleo) y SOC (Servei d'Ocupació de Catalunya) para promover los viajes y la contratación legal de los inmigrantes que residen entre 5 y 7 meses en Cataluña, además de comprometerse a estructurar un programa de acogida. El proyecto incluye un plan de alojamiento, que actualmente gestiona más de cincuenta espacios colectivos, intenta minimizar el impacto y considerar de forma positiva el aumento de población inmigrante en las ciudades catalanas. Hay diversos ámbitos de actuación pero uno de los más importantes trata de fomentar la autonomía personal de los temporeros involucrándolos en el país y organizando actos y actividades de formación.

Agricultores Solidarios trabaja con temporeros de Marruecos, Colombia y Rumania. La Generalitat de Cataluña ha puesto en marcha un plan de acción específico para los nuevos escolares de familias inmigrantes. Olesa de Montserrat es un municipio de 21.700 personas con 1.600 extranjeros que representan el 7,3% de la población. Se ha implementado un plan municipal de recepción y acogida dirigido a los inmigrantes que llegan al municipio e incluye todos los servicios sociales. El plan cuenta además con tres programas específicos: Barrio joven, un espacio lúdico para el uso de los jóvenes; refuerzo escolar destinado a los jóvenes de 12 a 16 años; y taller de acompañamiento a la inserción, que está dirigido a jóvenes de entre 16 y 21 años que no están escolarizados y quieren trabajar.

Manresa es una ciudad catalana que tiene un 9,79% de población inmigrante. Su ayuntamiento ha desarrollado un plan de ciudadanía con el objetivo de promover la convivencia desde la sociedad civil.

Manlleu instaló un modelo de recepción y acogida con la voluntad de trabajar en red y proporcionar apoyo profesional a los que trabajan con inmigrantes.

El Consejo Municipal de la Inmigración de Barcelona, formado por entidades de inmigrantes, agentes sociales, la Federación de Vecinos de Barcelona y técnicos del Ayuntamiento, realiza actividades de cooperación activa con el Ayuntamiento para hacer propuestas, aportaciones para el reglamento de Extranjería, actividades deportivas, elaboración de comunicados y campañas para conseguir el derecho de voto de los inmigrantes.

Programa multicultural del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet: para evitar la creación de guetos, en 1998 se realizó una experiencia participativa denominada «Consejos de barrio» con el objetivo de favorecer la integración y facilitar la convivencia.

En 1994 se creó en Mataró la Comisión de Minorías Étnicas, formada únicamente por entidades de inmigrantes. En el año 2000 esta comisión se denominó Consejo para la Convivencia y trabaja sobre tres temas básicos: el consenso político, la coordinación de todos los departamentos y la participación ciudadana.

Cáritas. La fundación actúa como coordinadora entre las instituciones ecuatorianas y españolas para elaborar soluciones conjuntas. Las líneas de actuación abarcan comunicación, desarrollo y ciudadanía.

Conclusiones:
Para desarrollar una buena gestión de las migraciones se necesita de forma imperiosa la aplicación de políticas bilaterales y multilaterales, tanto locales como internacionales. Y en este sentido, los organismos internacionales tienen un papel muy importante en la aplicación de un nuevo marco legal que todos los países involucrados deben ejecutar.

Subir
Por palabra clave
Doc. más relacionados
AS Congreso Mundial sobre Movimientos Humanos e Inmigración, un reto para el siglo XXI.
 
AS Del consenso de Washington a una nueva gobernanza mundial
 
IF La educación no formal como elemento fundamental de educación para la paz
 
RS Grupo de trabajo 1: Derechos Humanos y administración regional y local. Aspectos Generales. Cuestiones legales y constitucionales.
 
RS Ceremonia de inauguración