Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Contenidos > Movimientos humanos e inmigración > Congreso Mundial sobre Movimientos Humanos e Inmigración, un reto para el siglo XXI.
Documentos Envía a un amigoEnvía a un amigo ImprimirImprimir
Síntesis diálogo Síntesis diálogo
Congreso Mundial sobre Movimientos Humanos e Inmigración, un reto para el siglo XXI.
Diálogo de referencia: Movimientos humanos e inmigración

El diálogo sobre movimientos humanos e inmigración que se realizó en el Fórum Universal de las Culturas de Barcelona entre los días 2 y 5 de septiembre reunió a 249 ponentes que eran especialistas, funcionarios e integrantes de distintas instituciones locales, nacionales e internacionales. Más de 1.800 participantes debatieron sobre la compleja y diversa situación del fenómeno migratorio y se mostraron de acuerdo sobre la importancia de la movilidad humana como herramienta para el desarrollo y la construcción de sociedades progresistas. De esta forma, la diversidad sería un elemento de integración y no de conflicto. Para que esto ocurra es imprescindible una gestión multilateral de las migraciones.

¿Es posible una gestión correcta de las migraciones? ¿Está el mundo preparado para hacer frente a este flujo constante de personas? El diálogo sobre los movimientos humanos e inmigración que se realizó en el Fórum Universal de las Culturas entre el 2 y el 5 de septiembre debatió la compleja situación del fenómeno migratorio. Desde distintos puntos de vista se abordó la migración como un proceso en auge, como fuente de riqueza de las sociedades y como un aporte muy valioso para el desarrollo. Sin embargo, también se analizaron las complejas situaciones de desigualdad, discriminación y explotación que acarrea este proceso así como las mafias que promueven el tráfico ilegal de personas. Los inmigrantes, desesperados, caen en la más terrible forma de degradación humana. Por este motivo se hizo hincapié en la imperiosa necesidad de nuevos modelos de gestión que permitan regular de manera equilibrada y justa el flujo. También se debe favorecer la integración social y apreciar la verdadera aportación de los movimientos humanos.

Globalización, un estímulo para la migración y la transformación demográfica

Los movimientos humanos son la expresión más notoria del mundo globalizado. Si bien las migraciones aparecen desde los inicios de la humanidad y como afirmó Estrella Domínguez , directora general de integración de inmigrantes del Gobierno español, « la historia de la humanidad es la historia de los movimientos humanos », los efectos económicos y sociales de la globalización en los albores del siglo XXI no han hecho más que alentar el movimiento de personas. En las últimas décadas la brecha entre ricos y pobres ha crecido sin cesar y por este motivo los movimientos se han intensificado.

Actualmente, el fenómeno más importante a nivel mundial es la globalización, un proceso que es casi exclusivamente económico y que proporciona libertad total de movimiento para capitales y mercancías, pero que opone barreras y restricciones estrictas a los flujos de personas. Para el profesor Massimo Livi Bacci , demógrafo de las Universidad Degi Studi de Firenze , « las desigualdades económicas son uno de los elementos que han provocado un crecimiento de las fuerzas que empujan a la migración, pero estas fuerzas chocan a su vez con las fuerzas de las barreras policiales ».

En ese sentido, Thoraya Obaid , directora ejecutiva de la UNFPA, señaló que « la globalización dirige la inmigración, ya que fuerza a las personas a emigrar », sin embargo éstas se enfrentan a estados que controlan más las migraciones que el mercado.

Pero si bien la mayoría de los flujos migratorios son consecuencia de diferencias en las oportunidades económicas, hay que tener en cuenta las migraciones que son fruto de persecuciones y violaciones de los derechos humanos, conflictos y guerras.

Muchas sociedades están atravesando una transición demográfica y según los ponentes se producirán cambios profundos en el contexto socio-económico de las mismas. Pero a pesar de la creencia en un crecimiento incesante, la población mundial aumentará con más lentitud y el peso relativo de cada continente en la distribución de la población cambiará de forma significativa.

« Entre el 2000 y el 2050 la población en edad de trabajar (20-50 años) de los países desarrollados disminuirá debido a tasas de natalidad bajas, mientras que este mismo segmento poblacional aumentará en un 60% en los países subdesarrollados. Es decir, que si las tendencias demográficas siguen el curso actual, este descenso poblacional de los países ricos se compensará con la población inmigrante », afirmó Livi Bacci .

La discriminación, la explotación y el tráfico

A lo largo del diálogo, se hizo referencia a la situación actual de los inmigrantes y cómo en muchos casos se han convertido en los chivos expiatorios de las sociedades en las que se instalan. Se les culpa del declive cultural y económico de las mismas. Thoraya Obaid , directora ejecutiva de la UNFPA, ha puesto de manifiesto que, a pesar de los esfuerzos de las organizaciones internacionales y de las ONGs, «los derechos de los inmigrantes se siguen violando» .

Pero la situación aún es más grave en el caso de las mujeres (el 50% de los inmigrantes lo son), ya que se enfrentan a una doble discriminación, como inmigrantes y como mujeres.

Por lo general, se incorporan al sector servicios (servicio doméstico, cuidado de personas de edad avanzada, etc.), y esto las hace más vulnerables porque no tienen cobertura social y muchas veces se las retiene en su espacio de trabajo. Otro alto porcentaje de mujeres son víctimas del tráfico y están expuestas a malos tratos y explotación sexual. « El tráfico de mujeres es la explotación de la inmigración que la política no controla », afirmó a modo de síntesis Esohe Agathise , de la Coalition Against Trafficking in Women.

A su vez, estas mujeres que emigran dejan a sus hijos en el país de origen y se produce así un debilitamiento familiar que produce en consecuencia un deterioro de la sociedad.

Las cifras globales del tráfico de personas ilustran una situación que no encuentra paliativos: 800.000 personas al año son víctimas del tráfico transnacional. La carencia de políticas que regulen la situación permite la aparición de mafias que tientan a los flujos migratorios con la esperanza de una realidad más digna que la de su país de origen.

Krerkphong Pukprayura , miembro del Royal Thai Police, ha explicado la necesidad de tomar un conjunto de medidas políticas basadas en una legislación adecuada para luchar contra la inmigración y regular las mafias. En ese sentido destacó la necesidad de establecer un control mayor en el intercambio comercial, ya que en la actualidad las desigualdades económicas fomentan la inmigración, y a su vez recalcó que se debe aumentar la cooperación regional.

Tras los atentados del 11-S, la situación para las migraciones es más desfavorable aún, ya que las barreras de control y la entrega de visados se han convertido en trámites aún más difíciles de superar. Emira Habiby , directora ejecutiva del Centro de Apoyo a la Familia Americana Árabe, considera que desde el 11-S la comunidad árabe de EEUU ha sufrido muchos traumas. « Se ha silenciado de muchas maneras a nuestra comunidad. En general a los inmigrantes se les ha culpado de todos los males de la sociedad ». Frente a esta situación la ponente ha planteado que una sociedad abierta es un gran paso para solucionar esta situación. « Ese crisol no es una utopía, sino una necesidad en un mundo cada vez más pequeño », sostuvo Habiby . Por otra parte se mostró convencida de que las políticas gubernamentales enseñan que el gobierno no es la respuesta, sino que hay que buscarla en la sociedad civil.

Refugiados

Las estadísticas muestran que las grandes oleadas de refugiados de los años 80 y 90 han menguado. Esto no significa que los conflictos hayan disminuido, sino que a nivel mundial el status de asilado o refugiado parece más difícil de adquirir. De hecho, la mayoría de la gente piensa que los países ricos, como los europeos, se encuentran desbordados por hordas de refugiados, pero las cifras indican que hay un mayor índice de refugiados en países aún en vías de desarrollo y, debido a los exhaustivos controles en los países más desarrollados, es difícil que cambie esta tendencia. « Vivimos una regresión al mundo medieval, donde se creía que las murallas impedirían la llegada del enemigo », afirmó el profesor Stephen Castles . Algunos estudios acerca de este tema proponen una manera de entender y reorientar el fenómeno de los refugiados que pasa por la ayuda que pueden brindar los países poderosos a los más pobres.

A su vez y a partir del 11-S, el problema se ha acrecentado para los refugiados, ya que « se criminaliza la aceptación de peticiones de asilo o refugio, por miedo a abrir las puertas a potenciales terroristas », agregó Carlos Boggio , representante español de ACNUR.

La migración, fuente de desarrollo y crecimiento económico

La migración no sólo enriquece económicamente al país de origen a través de los envíos de dinero, sino que además enriquece al país receptor. Pero entender el desarrollo en términos económicos no es suficiente porque los movimientos humanos permiten además el enriquecimiento cultural.

Los inmigrantes que han vivido en sociedades democráticas o con mayor libertad emprenden iniciativas democráticas al regresar a sus países de origen. Y también en muchos casos logran introducir cambios jurídicos en beneficio de minorías desfavorecidas. En materia económica, los inmigrantes representan el sustento económico para muchas familias y comunidades gracias al envío de sumas de dinero. En muchos países, estas remesas tienen el mismo peso que el producto interior bruto, y constituyen una verdadera fuente de desarrollo ya que no sólo se gastan en bienes de consumo para las familias, sino que en muchos casos se invierten en la construcción u otros sectores de la industria y el comercio.

El 60% de los inmigrantes latinoamericanos envía dinero a sus países de origen. Este dinero representa una suma equiparable a los ingresos de las familias de estos países mientras que esta cantidad sólo representa el 10% de las ganancias de los países ricos. Otro de los ejemplos que sirven para cuantificar el impacto económico de los envíos se da en Marruecos , donde las transferencias de los emigrantes ayudan al mantenimiento y desarrollo de 1.200.000 personas. El país donde los inmigrantes realizan más envíos es Estados Unidos , donde se transfieren 28.400 millones de dólares anuales, de los cuales 14.000 millones provienen de inmigrantes mexicanos. « En algunas regiones del mundo, estos envíos superan las inversiones extranjeras o las ayudas para el desarrollo », sostuvo la directora gerente del Banco Mundial, Mamphela Ramphele, quien a su vez afirmó que se estima que en el 2005 se envíen remesas por valor de 100 millones de dólares. Por este motivo se hace imprescindible la implementación de estructuras financieras que permitan una mayor libertad en el flujo de envíos, ya que éstos constituyen un estímulo importante para combatir la pobreza global y fomentar el desarrollo.

Gestión de las migraciones. El desafío de la integración

La situación actual de las migraciones obliga a los estados a buscar herramientas y estrategias adecuadas que sirvan para proteger, por un lado, los intereses y los derechos humanos de las migraciones y, a su vez, los intereses y derechos de la sociedad de acogida.

Para esto resulta imprescindible el diálogo entre los estados. Si se aplican políticas bilaterales con un sistema de reglas y principios que contemplen los derechos y obligaciones de todos los actores, se podrá obtener una situación de equilibrio. De esta manera, esta gestión de la migración precisará un esfuerzo de imaginación constante que deberá contar a su vez con la cooperación internacional y la participación de los organismos internacionales, como las Naciones Unidas, para promover principios universales sobre la migración y lograr que se acepte este marco multilateral. También resulta importante en esta gestión de las migraciones que se establezcan políticas transversales que favorezcan la integración en las sociedades de acogida.

« Es imprescindible que la gestión pública de la inmigración esté en las agendas nacionales e internacionales », afirmó en ese sentido la secretaria de estado de inmigración del Gobierno de España , Consuelo Rumí, que también destacó que en el actual gobierno se está trabajando en el reglamento de la última Ley de Extranjería y pidió tranquilidad a los inmigrantes que están en suelo español.

El director de relaciones externas de la Organización Internacional para la Migración, Peter Schatzer , explicó en este sentido que « no existe ningún marco legal para la regulación de las migraciones y que la solución no consiste en frenarla, sino en facilitar los movimientos migratorios legítimos teniendo en cuenta los derechos humanos, la supervivencia económica y la interdependencia, por lo cual se hace imprescindible una colaboración estrecha entre los países de origen y los de llegada ».

La integración social de los inmigrantes fue uno de los temas más abordados en el diálogo y desde distintos sectores se pidió la colaboración de todos los interlocutores relacionados con la inmigración para favorecer la diversidad y el pleno cumplimiento de los derechos humanos.

En ese sentido, el ex-presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol , abogó por un equilibrio entre los derechos de los inmigrantes y la población local.

El diálogo sobre movimientos humanos y migraciones, organizado por el Institut Europeu de la Mediterrània y el Fórum Universal de las Culturas, abordó desde diferentes perspectivas la compleja situación de los flujos migratorios. Se evidenció la necesidad de un mundo donde la integración sea más fácil y las migraciones no sean fruto del hambre o la persecución política o religiosa. Su objetivo debería ser la búsqueda de un lugar donde cada ser humano pueda desarrollar todo su potencial.

« Los inmigrantes pueden y deben aprender mucho de nosotros: el concepto de ciudadanía, la igualdad de sexos, los derechos humanos universalmente reconocidos pero escasamente aplicados en sus países de origen. Pero también nosotros podemos aprender de ellos en esos espacios urbanos fluctuantes, porosos, cuyo equilibrio se funda en la existencia de dinámicas no sólo distintas sino a veces contrapuestas... », sostuvo en la lectura de su texto Metáforas de la Inmigración el escritor Juan Goytisolo .

Las propuestas que surgieron en este Congreso Mundial de los Movimientos Humanos y Migraciones se incluirán en la Agenda 21 de las Migraciones.

Subir
Por palabra clave
Doc. más relacionados
AS Del consenso de Washington a una nueva gobernanza mundial
 
AS Promover la convivencia y la seguridad en la sociedad de la información
 
IF Gestión local, bilateral y multilateral. Una salida a los conflictos.
 
IF El desafío de la integración como fuente de cambio y desarrollo.
 
IF Una acción responsable para lograr el cambio