Forum Barcelona 2004 | Català | English | herramientas Inicio Mapa de contenidos Buscador Tamaño textoTamaño texto pequeña 14px mediana 14px grande 17px
Contenidos > Contribuyendo a la Agenda Global > ¿Cómo hacer justa la globalización?
Documentos Envía a un amigoEnvía a un amigo ImprimirImprimir
Resum. sesión Resum. sesión
¿Cómo hacer justa la globalización?
Diálogo de referencia: Contribuyendo a la Agenda Global

El debate planteado en este Itinerario partió de la afirmación de que las instituciones financieras y económicas multilaterales existentes no son suficientemente democráticas o no tienen bastante capacidad para garantizar un gobierno justo de la globalización y que, por tanto, hay que crear mecanismos que permitan poner la prosperidad de los mercados mundiales al servicio de todos, sobre todo al de los países más pobres para reducir las desigualdades que caracterizan la actual fase neoliberal de la globalización.

El debate se articuló en tres sesiones: en la primera, referente a la financiación de las necesidades básicas de los pueblos del sur, la erradicación de la pobreza y el papel del Banco Mundial en esta tarea, se planteó la necesidad de crear mecanismos de redistribución de la riqueza a escala global y un sistema fiscal mundial, como por ejemplo un Fondo Mundial contra la Pobreza, para cubrir las necesidades básicas de los pueblos del sur.

En la segunda sesión se analizó el papel de la Organización Mundial del Comercio, poniendo de manifiesto la necesidad de regular el comercio internacional de forma que favorezca el desarrollo de los países del sur y contribuya a erradicar la pobreza. Finalmente, en la tercera sesión, se analizó el papel del Fondo Monetario Internacional y se propuso regular los mercados financieros globales democráticamente para evitar la inestabilidad y las tendencias especulativas que tienen un efecto devastador en el crecimiento económico de muchos países en desarrollo.

Toni Comin inició su intervención como moderador de la primera sesión haciendo referencia al hecho de que los movimientos sociales antiglobalización se ven con escepticismo, y se los tilda de bienintencionados pero poco realistas, una visión a la que se opone frontalmente. Desde su punto de vista, el movimiento antiglobalización está demostrando al mundo, sobre todo después de Porto Alegre, que los movimientos sociales sí que acaban dando frutos y por este motivo, declaró que el objetivo del Diálogo debía ser poner de manifiesto que las propuestas de la sociedad civil internacional y las que provienen del mundo académico presentan un alto grado de consenso y que esto demuestra que hay un programa alternativo sólido capaz de proponer alternativas al sistema neoliberal y que "erradicar la pobreza es un sueño posible”.

Luis de Sebastián, catedrático de economía aplicada, inició su intervención declarando que “erradicar la pobreza no depende sólo de lo que hagan los países ricos, sino también de lo que hagan los países pobres” y estructuró sus propuestas en dos decálogos, uno para los países pobres y otro para los ricos. Entre las medidas que deben aplicar los países ricos, Luis de Sebastián propone perdonar la deuda bilateral, es decir, de país a país, por completo, reducir la deuda multilateral y, en lo referente a la deuda privada, de Sebastián defiende que no se pague. Otra medida sería abrir los mercados a los productos que provengan de países pobres en igualdad de condiciones, es decir, eliminando la política agrícola proteccionista que se aplica a los productos europeos. Por lo que se refiere a la ayuda al desarrollo, Luis de Sebastián propone aumentar el componente de donación en la ayuda al desarrollo ya que las ayudas en forma de créditos sólo contribuyen a incrementar la deuda. Otras medidas serían refundar el Banco Mundial, concebido en otra época con otros objetivos, dotándolo de los medios para conseguir el objetivo de erradicar la pobreza (por ejemplo con la creación de un Fondo Mundial contra la Pobreza), bloquear el comercio de armas y luchar contra la corrupción.

Luís de Sebastián define los países pobres como sociedades duales donde hay una inmensa mayoría muy pobre y una minoría muy rica que desgraciadamente siempre hace de intermediario entre nosotros y la mayoría pobre a la que queremos llegar. Por este motivo, la primera medida que deberían aplicar los países pobres es reforzar su modelo representativo y poner los medios para que no se perpetúen los gobiernos en el poder. Otras propuestas son favorecer la inversión extranjera productiva, la regulación de los mercados como medida para protegerlos, el control parlamentario de la deuda y la creación de incentivos para el trabajo.

Jean Ziegler, a pesar de coincidir con de Sebastián en lo fundamental, hizo un análisis más analítico y menos rico en propuestas. Ziegler, que empezó declarando que “estamos en un orden mundial que ha nacido y que está en oposición a los intereses de la mayoría de la población mundial”, centró su discurso en la capacidad extraordinaria que tiene el mercado capitalista de producir riqueza y puso de manifiesto el poder de la globalización del capital financiero y las oligarquías que lo controlan, poder que, desde su punto de vista, no tiene ninguna otra fuerza que lo contrarreste. En relación con este hecho, Ziegler, relator especial de la ONU para el derecho a la alimentación, subrayó que con los recursos del planeta podríamos alimentar al doble de la población mundial y que, por tanto, no hay ninguna fatalidad, sino que “quien muere de hambre, muere asesinado”. Coincidiendo con el resto de los ponentes que participaron en este Itinerario en la necesidad de que las instituciones internacionales progresen acordes con las demandas de la sociedad civil internacional, Ziegler concluyó su intervención declarando que “el imperativo moral es la única fuerza que puede acabar con este orden”, dando un mensaje de esperanza a la movilización y la lucha de la sociedad. Por lo que se refiere a las propuestas para reformar la OMC y el FMI, los mismos ponentes admitieron tener diferencias en las políticas concretas pero no en lo fundamental. Se puso de manifiesto la existente falta de voluntad política por parte de los gobiernos y la necesidad de crear medidas, tanto a escala nacional como global, que obliguen a estos gobiernos a respetar ciertas reglas. Hubo también consenso en considerar una cuestión fundamental la distribución de la riqueza y se insistió en la necesidad de poner las reglas del comercio internacional al servicio de los países en vías de desarrollo, de forma que sus productos puedan competir libremente y que no se obligue a estos países a devolver la ayuda que reciben, es decir, dejar de establecer relaciones recíprocas donde las mismas reglas se aplican a todos los países. Esto ayudaría a los países pobres a desarrollarse y convertirse en nuevos mercados y, por tanto, a la larga, también favorecería a los países ricos.

En lo referente a la necesidad de regular democráticamente los mercados financieros, Bernard Cassen inició su intervención declarando que, en lo relativo a las crisis financieras, no hemos sabido crear a escala internacional los mecanismos equivalentes a los que hemos creado en el ámbito nacional para evitar que las crisis financieras se conviertan en sistémicas. Además, señaló como deficiencias la inexistencia de un banco central capaz de crear liquidez cuando un país la necesite, atribuible al hecho de que no hay una moneda única, y la inexistencia de un tribunal de bancarrotas internacional que pueda declarar a un país insolvente y para la acción de los acreedores.

Finalmente, Jacques Nikonoff, presidente de ATTAC, señaló en su intervención que una de las causas de desempleo y desigualdad es la existente "inversión de la lógica económica" en los últimos años, que ha puesto a la economía al servicio de las finanzas y apuntó, por tanto, como prioridad "desvincularse de esta dictadura para tener una economía al servicio de las necesidades humanas".

Para conseguir este fin, Nikonoff planteó como medida fundamental la supresión de los paraísos fiscales, que también lo son judiciales y bancarios, medida que para Nikonoff va en contra de la ideología dominante. Otras medidas que cabe adoptar desde su punto de vista son, consecuentemente, la harmonización de las legislaciones en materia de fraude fiscal, una ampliación de la cooperación en materia de justicia contra el fraude fiscal y levantar el secreto bancario, junto con el establecimiento de sanciones contra los países que no las apliquen. Para terminar, Jacques Nikonoff quiso señalar que "para decidir sobre fiscalidad es necesaria la unanimidad de la UE y esto es imposible".

Problemática:
Las instituciones financieras y económicas multilaterales existentes no son suficientemente democráticas o no tienen suficiente capacidad para garantizar un gobierno justo de la globalización.

Propuesta:
Revisar el papel del Banco Mundial, el FMI y la OMC. Crear un Fondo contra la Pobreza. Abrir los mercados a los productos y manufacturas de los países pobres. Implicar a la sociedad civil en la reforma de las instituciones internacionales. Dar más voz y representación a los países pobres en los organismos internacionales. Democratizar el funcionamiento de los organismos institucionales existentes.

Conclusiones:
Es necesario adoptar medidas tanto a escala nacional como global para conseguir una distribución más justa de la riqueza mundial. Éstas pasan por la reforma de las instituciones financieras y económicas internacionales como el FMI, el BM y la OMC, que deben crear mecanismos internacionales que contribuyan a poner la prosperidad de los mercados al servicio de los países más pobres y así eliminar las desigualdades existentes y conseguir erradicar la pobreza y, por otro lado, deben crear también mecanismos que obliguen a los países que controlan el capital financiero a respetar esta prioridad.

Subir
Por palabra clave
Doc. más relacionados
AS Del consenso de Washington a una nueva gobernanza mundial
 
AS Tres grandes retos del siglo XXI
 
IF Corrupción, mafiocracias y pobreza
 
RS Sesión plenaria inaugural y sesión plenaria de clausura. Diálogo “Contribuyendo a la Agenda Global”.
 
RS La reforma de las instituciones económicas internacionales
 

Los más de 800 Resúmenes de Sesión generados durante los 141 días de Diálogos del Fórum BCN 2004 han sido elaborados gracias a la participación de más de 70 estudiantes y licenciados universitarios. A todos ellos les agradecemos su esfuerzo desinteresado.